Mi?rcoles, 18 de mayo de 2011

Para que el Papa pudiera aprobar el uso del preservativo, tendr?a primero que anular mediante un decreto magisterial (y no en una entrevista coloquial) la Humanae Vitae, la Casti Connubi, la Evangelium Vitae, el Catecismo de la Iglesia Cat?lica y todo el
Autor: Lucrecia Rego de Planas | Fuente: Catholic.net
Gran trifulca desataron en los medios los periodistas (siempre ?vidos de esc?ndalo), debido a un muy desafortunado art?culo publicado en L?Osservatore Romano, que violando el periodo de embargo establecido por los editores, present? algunos p?rrafos descontextualizados del nuevo ?libro-entrevista? de Benedicto XVI titulado ?La luz del mundo? realizado por el periodista alem?n Peter Seewald y que saldr? a la luz el pr?ximo 23 de noviembre.

Lo que desat? el esc?ndalo fue una parte sacada de contexto de la respuesta que dio el Santo Padre a Seewald, ante la pregunta acerca del uso del preservativo en la lucha contra el SIDA.

El p?rrafo publicado por L?Osservatore Romano dice as?:

Puede haber casos justificados singulares, por ejemplo, cuando una prostituta utiliza un preservativo, y ?ste puede ser el primer paso hacia una moralizaci?n, un primer acto de responsabilidad para desarrollar de nuevo la conciencia sobre el hecho de que no todo est? permitido y de que no se puede hacer todo lo que se quiere. Sin embargo, este no es el verdadero modo para vencer la infecci?n del VIH. Es verdaderamente necesaria una humanizaci?n de la sexualidad

De estas palabras del Papa, los medios alrededor del mundo no tardaron en redactar grandes titulares que dec?an, con unas u otras palabras, que el Papa hab?a aprobado el uso del cond?n.

Lo primero que hay que revisar es la traducci?n al espa?ol de lo que realmente respondi? el Papa en alem?n a la pregunta de Seewald.

En el texto original, en alem?n, el Papa habla de "m?nnliche Prostituierte" que significa ?prostituto? (no prostituta) y vale puntualizar que el Santo Padre est? hablando del preservativo como herramienta contra el SIDA y no del preservativo como herramienta de anticoncepci?n.
Misteriosamente el t?rmino "m?nnliche Prostituierte" conserva el g?nero masculino en la traducci?n en ingl?s, en donde se habla de "male prostitute", pero se cambia de manera arbitraria al femenino en las traducciones al espa?ol, italiano y franc?s. Ignoro si el error es de L?Osservatore o de las editoriales que publicar?n el libro, pero creo que tendr?n que arreglarlo.

Lo que dice el Papa, si tomamos sus palabras originales en alem?n, es simple y sencillamente que si un prostituto homosexual utiliza un cond?n (con el objetivo ?nico de no contagiar ni contagiarse de SIDA), esto puede ser se?al de un inicio de moralizaci?n, de que el hombre se est? dando cuenta (en su interior) de que no puede hacer con su sexualidad lo que le venga en gana.

L?Osservatore Romano no publica la siguiente pregunta-respuesta, en la cual el Papa aclara que la Iglesia jam?s podr? aprobar el uso del cond?n como algo moral.

Seewald: ?Quiere decir, entonces, que la Iglesia Cat?lica en realidad no se opone en principio a la utilizaci?n de los condones?
Benedicto XVI: Ella [la Iglesia], por supuesto, no lo considera como una soluci?n real o moral, pero, en este u otro caso, puede haber, sin embargo, la intenci?n de reducir el riesgo de infecci?n, como un primer paso hacia una forma distinta y m?s humana de vivir la sexualidad.


No quiero pensar que haya sido una omisi?n voluntaria de L?Osservatore Romano.

Resulta extraordinariamente rid?culo lo que han publicado los medios por el simple hecho de que no toman en cuenta que para que el Papa pudiera aprobar el uso del preservativo, tendr?a primero que anular mediante un decreto magisterial: enc?clica, carta, bula, motu proprio, etc (y no en una entrevista coloquial) la Humanae Vitae, la Casti Connubii, la Evangelium Vitae, el Catecismo de la Iglesia Cat?lica y todo el magisterio anterior que habla sobre moral sexual y conyugal, incluyendo las Sagradas Escrituras.

En fin, se?ores periodistas, pues nada, que el Papa no ha justificado el uso del cond?n, ni para las prostitutas ni para nadie.

Lucrecia Rego de Planas


Publicado por mario.web @ 17:54
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios