Mi?rcoles, 18 de mayo de 2011

Son much?simos los que por haber rezado con toda fe su Rosario lograron obtener una buena y santa muerte y ahora gozan para siempre en el cielo
Autor: El Santo Rosario | Fuente: -
Cuentan los antiguos que cuando Santo Domingo de Guzm?n empezaba a desanimarse al ver que en los sitios donde predicaba la gente no se convert?a y la herej?a no se alejaba, le pidi? a Nuestra Se?ora le iluminara alg?n remedio para conseguir la salvaci?n de aquellas personas y que Ella le dijo en una visi?n: "Estos terrenos no producir?n frutos de conversi?n sino reciben abundante lluvia de oraci?n".

Desde entonces el santo se dedic? a hacer rezar a las gentes el Padre Nuestro y el Ave Mar?a y a recomendarles que pensaran en los misterios de la Vida, Pasi?n y Muerte de Jes?s. Muy pronto las conversiones fueron muy numerosas y las gentes de aquellas regiones volvieron a la verdadera religi?n.

Hoy por hoy, despu?s de la Santa Misa, el Rosario es quiz?s la devoci?n m?s practicada por los fieles. Los enemigos de la religi?n cat?lica (protestantes, etc.) han dicho y siguen diciendo horrores contra el Santo Rosario pero los cat?licos han experimentado y siguen experimentando d?a por d?a los extraordinarios favores divinos que consiguen con esta santa devoci?n.

?Cu?ntas personas han logrado verse libres de pecados y de malas costumbres el dedicarse a rezar con devoci?n el santo Rosario! ?Cu?ntos hay que desde que est?n rezando el Rosario a la Virgen Mar?a han notado como su vida ha mejorado notoriamente en virtudes y en buenas obras! Son much?simos los que por haber rezado con toda fe su Rosario lograron obtener una buena y santa muerte y ahora gozan para siempre en el cielo.

Ojal? ley?ramos alg?n libro que hable de las maravillas que se consiguen con el rezo del Santo Rosario. Basta saber que el Rosario ha sido recomendado por muchos Sumos Pont?fices y aprobado por la Iglesia Cat?lica en todo el mundo, y que a los que lo rezan se les conceden numerosas indulgencias.

Se llama indulgencia la rebaja de castigos que tendr?amos que sufrir en la otra vida por nuestros pecados. La Iglesia Cat?lica con el poder que Jes?s le dio cuando dijo: "Todo lo que desates en la tierra queda desatado en el cielo", puede conceder a los fieles que por ciertas devociones se les rebaje parte de los castigos que tendr?an que sufrir en el purgatorio.

"Se confiere una indulgencia plenaria si el rosario se reza en una iglesia o un oratorio p?blico o en familia, en una comunidad religiosa o asociaci?n p?a; se otorga una indulgencia parcial en otras circunstancias" (Enchiridion de Indulgencias, p. 67)

Condiciones:

1. Que se recen las cinco decenas del Rosario sin interrupci?n
2. Las oraciones sean recitadas y los misterios meditados
3. Si el Rosario es p?blico, los Misterios deben ser anunciados

Adem?s debe cumplirse:

1. Confesi?n Sacramental
2. Comuni?n Eucar?stica
3. Oraciones por las intenciones del Papa

Si no se cumplen las condiciones para la indulgencia plenaria, puede a?n ganarse indulgencia parcial.

La indulgencia puede ser aplicada a los difuntos. La indulgencia plenaria solo puede ganarse una vez al d?a (excepto en peligro de muerte).

"Lo maravilloso del Santo Rosario no es la repetici?n de las avemar?as o de la mesa bien dispuesta que sostiene la imagen de la Virgen, sino la experiencia de la unidad que se conforma en todo el mundo entero para alabar y bendecir a Dios por los motivos inmensos de su amor para con la humanidad. Es una rica costumbre de la piedad popular donde la Sant?sima Virgen se hace universal y de mucha importancia para los creyentes. Es la magn?fica oportunidad que tenemos todos de experimentar en la fe ese amor a Dios en Mar?a Sant?sima, a la cual le hab?a confiado esa misi?n salv?fica. Es el santo rosario el lugar para reconocer a Mar?a Virgen como la Madre del Se?or Jes?s y en el plano de la gracia, Madre de todos nosotros. Es a la vez el reconocimiento de que Dios a trav?s de Ella interviene a favor nuestro.

Es una oraci?n connatural a la gente sencilla que reconoce la elegancia de Dios para hacer nacer a Jes?s, el Salvador del vientre inmaculado de la Virgen Mar?a. Por eso en cada decena de las avemar?as se medita el sufrimiento, la lucha y el triunfo en ese caminar de Jes?s por el camino de la vida, donde la Virgen estuvo presente y actuante para ayudarle a cumplir su misi?n salvadora. Mi madre sol?a decir, que el rosario era tan sagrado porque en el estaba todo Jes?s y toda Mar?a. Por eso, hoy en d?a, se hace necesario, que el santo rosario ocupe ese espacio tan vivo en los hogares". (P. Marcelo Rivas S?nchez, Gracias mam? por ense?arme el Santo Rosario)


Publicado por mario.web @ 18:01
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios