Mi?rcoles, 18 de mayo de 2011

La lecci?n magistral de su vida fue la esperanza
Autor: Manuel Cevallos Alcocer, L.C. | Fuente: www.buenas-noticias.org

?

Esta vez tambi?n fue a trav?s de un correo electr?nico de la misma amiga de la prepa. Ahora me contaba la ?ltima clase de nuestro excelente profesor de Literatura Universal y Literatura Hispanoamericana, Gerardo Cabrera, ?Cabrerita?.

Dej? su biblioteca con sus m?s de 4000 libros. Ya no tendr? m?s sesiones de literatura ni podr? seguir transmiti?ndonos parte de su esp?ritu como lo hizo hasta el 13 de febrero. Cabrerita se fue a tener un encuentro personal con la verdadera Sabidur?a, con la persona a quien m?s am? ?l en toda su vida: Dios.

Nuestro querido profesor hab?a estado los ?ltimos a?os de su vida clavado a su cama a causa de una rara enfermedad que poco a poco fue destruyendo su cuerpo y apagando su vida. Pero su esp?ritu no se apag?, sigue vivo tambi?n hoy en sus exalumnos. No solo lo recordamos con cari?o y gratitud, sino que nos hemos unido para rendirle el ?ltimo homenaje, cada uno desde su lugar que la vida y la Providencia le han asignado.

Y hay de todo: somos 5 sacerdotes y por lo menos 8 religiosos y mujeres consagradas que, de una u otra manera, fuimos ayudados por su testimonio cristiano y apoyados por ?l para consagrar nuestra vida al Se?or. El resto de nuestros compa?eros que siguieron sus clases en el Instituto San Javier de Quer?taro son ingenieros, m?dicos, arquitectos, contadores, psic?logos y abogados, entre otras profesiones.

Al igual que cuando inici? su penosa enfermedad, varios de sus exalumnos se organizaron para ayudar econ?micamente a su hermana con todos los gastos m?dicos -y esta vez tambi?n con los de su funeral-. Repasaron la lecci?n de la gratitud y la generosidad y han vuelto a sacar diez.

?Cu?nto le debemos a Cabrerita! La lecci?n magistral de su vida fue la esperanza: s?lo quien ama y cree es capaz de caminar en la vida a pesar de la adversidad de las circunstancias. La vida del Prof. Cabrera fue dura, acrisolada en el dolor, pero qu? ense?anza tan grande nos leg? al hacernos ver con ese modo tan particular suyo que s?lo Dios basta. S?lo creyendo en ?l y am?ndolo se puede ser verdaderamente feliz y pleno en esta vidapara llegar a la otra, la eterna.

Aunque era profesor, tambi?n tuvo que presentarse al ?ltimo examen y sin duda que lo aprob? con nota de excelencia. Definitivamente, otro diez para el profesor Cabrera por su vida y otro diez a los exalumnos por reconocer con gratitud el don de Dios que recibimos en Cabrerita.

Hace tiempo un par de j?venes admirados preguntaron a Alguien: ?Maestro, ?d?nde moras??. Y les respondieron: ?Venid y ver?is?. Profesor, all? nos vemos. Descanse en paz.


Publicado por mario.web @ 18:21
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios