Mi?rcoles, 18 de mayo de 2011

Autor: Andrea Kirk Assaf
Fuente: Zenit



Desde Cicer?n a Edmund Burke, los verdaderos estadistas admirables fueron sabios fil?sofos y pol?ticos pr?cticos, sostiene Mary Ann Glendon.
Glendon, Presidente de la Academia Pontificia de las Ciencias Sociales y ex embajadora de los Estados Unidos en la Santa Sede, habl? del tema de la pol?tica como vocaci?n, poniendo como ejemplo a estas dos figuras hist?ricas, durante una conferencia realizada la semana pasado en el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum de Roma.
La ex embajadora explic? como la lucha para mantener los propios principios morales frente al compromiso pol?tico ya fue experimentada tanto por el senador romano Marco Tulio Cicer?n como por el parlamentario brit?nico de siglo XVIII Edmund Burke.

Aunque si Cicer?n y Burke tuvieron que hacer frente a una gran oposici?n a causa de su rechazo a comprometer sus principios, lo que llev? al brutal asesinato de Cicer?n por orden de Marco Antonio, hoy son alabados por esta cualidad, adem?s de por su pr?ctica eficaz como estadistas.

Sobre los pol?ticos de hoy, Glendon afirm?:

?Aquello en lo que debemos esperar es que los estadistas y otros que toman decisiones tengan una sabidur?a pr?ctica, pero que est?n bien asentados en la teor?a, y luego no hace da?o arrodillarse y decir una oraci?n?.

Si la oraci?n es fundamental para llevar a cabo la propia vocaci?n en la vida pol?tica, una oraci?n en particular puede ayudar a los pol?ticos a reflexionar sobre el significado de la vocaci?n. La profesora Glendon cit? para este prop?sito la del beato cardenal John Henry Newman, en la que habla de forma elocuente del servicio y del bien que todos podemos hacer siguiendo la voluntad de Dios.

Es responsabilidad de cada uno, destac?, construir una situaci?n de vida y de amor, porque si fallamos en el cumplimiento de este deber, estamos favoreciendo la otra parte. Como a menudo se dice que Edmund Burke afirm?, ?la ?nica cosa necesaria para el triunfo del mal es que los hombres buenos no hagan nada?.

De lo que estamos seguros, escribi? Burke en Thoughts on the Cause of the Present Discontents (1770), es de que ?cuando los hombres malvados se unen, los buenos se deben asociar; de otra manera caer?n, uno a uno, en un sacrificio imperdonable en una despreciable lucha?.

Para esta conferencia, Glendon, que es Learned Hand Professor of Law en la Harvard Law School, se bas? en su libro The Forum and the Tower: How Scholars and Politicians Have Imagined the World, from Plato to Eleanor Roosevelt, que ser? publicado pr?ximamente.

Entre sus textos precedentes, aparecen varias obras sobre pol?tica como vocaci?n, a destacar A World Made New: Eleanor Roosevelt and the Declaration of Human Rights.


Publicado por mario.web @ 22:11
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios