Mi?rcoles, 18 de mayo de 2011

Evangelio

Del santo Evangelio seg?n san Juan 10, 22-30

Por aquellos d?as, se celebraba en Jerusal?n la fiesta de la dedicaci?n del templo. Era invierno. Jes?s se paseaba por el templo, bajo el p?rtico de Salom?n. Entonces lo rodearon los jud?os y le preguntaron: ??Hasta cu?ndo nos vas a tener en suspenso? Si T? eres el Mes?as, d?noslo claramente?.

Jes?s les respondi?: ?Ya se los he dicho y no me creen. Las obras que hago en nombre de mi Padre dan testimonio de m?, pero ustedes no creen, porque no son de mis ovejas. Mis ovejas escuchan mi voz; Yo las conozco y ellas me siguen. Yo les doy la vida eterna y no perecer?n jam?s; nadie las arrebatar? de mi mano. Me las ha dado mi Padre, y ?l es superior a todos, y nadie puede arrebatarlas de la mano del Padre. El Padre y Yo somos uno?. Palabra del Se?or.

Oraci?n introductoria

Se?or m?o, aqu? estoy para meditar tu Palabra, que es esp?ritu y vida. T? me conoces y sabes que muchas veces pongo mi confianza en las voces del mundo, por eso te suplico que purifiques mis intenciones para permanecer siempre en tu amor.

Petici?n

Jes?s, te pido una fe obediente y d?cil para reconocer siempre tu Palabra.

Meditaci?n

??C?mo se puede reconocer la llamada de Dios? Y bien, el secreto de la vocaci?n est? en la capacidad y en la alegr?a de distinguir, escuchar y seguir su voz. Pero para hacer esto, es necesario acostumbrar nuestro coraz?n a reconocer al Se?or, a sentirle como una Persona que est? cerca de m? y me ama. (?) Es importante aprender a vivir momentos de silencio interior en el d?a a d?a para ser capaces de escuchar la voz del Se?or. Estad seguros de que si uno aprende a escuchar esta voz y a seguirla con generosidad, no tiene miedo de nada, sabe y siente que Dios est? con ?l, con ella, que es Amigo, Padre y Hermano. Dicho en una palabra: el secreto de la vocaci?n est? en la relaci?n con Dios, en la oraci?n que crece precisamente en el silencio interior, en la capacidad de escuchar que Dios est? cerca. Y esto es verdad tanto antes de la decisi?n, en el momento, (?) como despu?s, si se quiere ser fieles. (?) Queridos j?venes: encontrad siempre un espacio (?) para Dios, ?para escucharle y hablarle!? (Benedicto XVI, 4 de julio de 2010).?

Reflexi?n apost?lica

?La santidad es la meta y, al mismo tiempo, la realidad m?s bella y apasionante de la vida cristiana. M?s all? de todo falso misticismo, la verdadera santidad consiste en la uni?n habitual con Dios en las circunstancias ordinarias de la vida mediante la participaci?n en la vida de gracia y la vivencia generosa y fiel de su voluntad.? Y puesto que su voluntad se resume en el precepto del amor, ser santo es vivir en el amor y para el amor? (Manual del miembro del Movimiento Regnum Christi, n. 273).

Prop?sito

Seguir el consejo del Papa: encontrar cada d?a un momento para escuchar a Dios y hablarle.

Di?logo con Cristo

Jes?s quiero seguirte, serte fiel y ser d?cil tu llamado. Sin embargo, me doy cuenta que fallo en las cosas peque?as de mi vida cotidiana. Dame las fuerzas para comenzar cada d?a de nuevo, sin desanimarme, sabiendo que contigo puedo vivir en el amor y para el amor.

?A la oraci?n no hemos de ir a platicar con un Cristo ?idea?, sino con un Cristo vivo, presente, que nos escucha, que nos ayuda y levanta. De cada oraci?n hemos de salir fortalecidos. S?lo as? lograremos ser fieles durante el d?a?

(Cristo al centro, n. 1725).

http://meditaciones.regnumchristi.org/


Publicado por mario.web @ 23:48
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios