Mi?rcoles, 18 de mayo de 2011

Autor:Fernando Magallanes
Fuente: A&A


Es vergonzoso saber que 140.000 mujeres a?n est?n esclavizadas en Europa por la prostituci?n.
Es parad?jico que el continente que se enorgullece de haber alumbrado la libertad, igualdad y fraternidad para todos, sea all? donde todav?a se obligue a una mujer se venda para proporcionar placer sexual.

?Por qu? llamarlo esclavitud? Si las prostitutas lo ejercen por propia voluntad, como cualquier puesto laboral, que lo hagan. Es verdad que hay mujeres que as? lo hacen. Pero no es la realidad de todas. ?Cu?ntas mujeres lo hacen libre y satisfactoriamente? ?C?mo tal, la prostituci?n es una profesi?n? ?Cuenta con una carrera, formaci?n universitaria espec?fica? O, ?simplemente se tolera?

No hace falta apelar a la ?tica judeo-cristiana europea para darse cuenta de que la prostituci?n, incluso legalmente permitida es una atentado contra la dignidad de la persona. Primero, esclavitud por tratarse de ejercerla bajo coacci?n y segundo, por pisotear la dignidad del ser humano, reduci?ndolo a un objeto de uso, que una vez disfrutado, se desecha.

Los n?meros hablan por s? mismos

El diario madrile?o El Pa?s public? un art?culo (cfr. 30.06.2010) con datos relativos a la prostituci?n. El italiano Antonio Maria Costa, director ejecutivo de la oficina de la ONU contra la Droga y el Crimen Organizado (UNODC) present? un documento en Madrid junto a la ministra Bibiana A?do, las actrices Bel?n Rueda y Mira Sorvino y a la periodista mexicana Lydia Cacho, apoyando tambi?n la campa?a Coraz?n Azul, de sensibilizaci?n contra la trata de personas. Seg?n el documento presentado por Costa, la trata destina 84% de su ?material humano? con fines de explotaci?n sexual.

La proveniencia de la mujeres obligadas a prostituirse en el occidente europeo, seg?n los datos de las Naciones Unidas es la siguiente: 32% de Europa oriental, comprendiendo Bulgaria y Ruman?a; 19% de la antigua Uni?n Sovi?tica; principalmente de Ucrania; 13% de Sudam?rica; 7% de Europa central; 5% de ?frica y 3% de Asia oriental.

Es com?n que las chicas que terminan prostituy?ndose en pa?ses como Alemania, Holanda, Suiza o Espa?a hayan sido encaminadas por amigos o familiares. Con promesas de empleo, cert?menes de belleza o modelaje, estudios o servicios dom?sticos, son enga?adas por los traficantes y una vez llegadas a su destino, coaccionadas a ofrecer servicios sexuales. El espectro de lugares de prostituci?n depende tambi?n de la procedencia, seg?n la ONU. Las mujeres africanas lo hacen en la calle; las asi?ticas en saunas, salones de masaje o de belleza, mientras que las latinoamericanas y balc?nicas en prost?bulos y residencias privadas.

A veces, el abuso comienza con la violaci?n de las mujeres antes de llegar al pa?s de destino por parte de las peque?as bandas que las trafican, usando incluso la droga para evitar que huyan.

Conviene tener en cuenta que en el negocio del sexo se mueven cerca de 2.500 millones de euros anualmente, una cifra nada exigua. Ganancia que se reparte entre las mafias, burdeles y tambi?n, indirectamente, peri?dicos generalistas, incluso de tiradas nacionales, que presentan anuncios de prostituci?n.

Y cada a?o, la prostituci?n clandestina integra en sus filas a 70.000 nuevas v?ctimas inocentes.


Qu? podemos hacer

?C?mo luchar contra esta lacra? Desde luego, con plataformas legales, orientaciones para la promulgaci?n de leyes, campa?as contra la trata como Coraz?n Azul. Pero sobre todo, comenzando desde la familia.

Es de positivo, por ejemplo, que en M?xico se penalice con la c?rcel a aquellos propietarios de peri?dicos, revistas o medios de comunicaci?n electr?nica que promuevan anuncios de explotaci?n o comercio sexual.

La reciente reforma de ley prev? con el castigo de c?rcel sin derecho a fianza a los implicados en la contrataci?n de los anuncios sexuales, aumentando la pena si la v?ctima es menor de edad o si la promoci?n de estos viene de parte de un familiar de la v?ctima o de un funcionario p?blico (La Jornada, 16.03.2011).

Como un punto de partida m?s inmediato, es obvio que no hay que pagar dinero por sexo. M?s importante a?n es la formaci?n de los hijos en una correcta visi?n de la dignidad humana. Quien desde su infancia acostumbra ver la sexualidad como un ejercicio banal, casi como un juego, no ser? extra?o que en el futuro contrate prostitutas.

En este sentido, es muy significativo el n?mero de consumidores de sexo en Europa occidental. En Suecia, un 13% de hombres reconoci? haber pagado por ello. En Holanda un 14%, en Suiza un 19% mientras que en Espa?a un 39 %, cifra sumamente alta. ?Qu? implican estas cifras? Educaci?n familiar en el fondo y una visi?n de la persona humana, la mujer en este caso, que la reduce a un objeto, un medio, lo llamar?a Emmanuel Kant, y no un fin en s? misma que merece respeto.

El principal reto se juega en la familia, de la educaci?n de los hijos. Ayudarles a ver, comprender y juzgar la sexualidad desde una visi?n positiva, como actitud responsable de una persona madura.

Ver a todo ser humano, a la mujer, como otro yo. No reducir la sexualidad humana a una mera funci?n reproductiva, sino al encuentro de dos personas basado en el amor, y que tiene como fin el bien de la pareja, el placer que conlleva y la nueva vida que ah? se genera. Por esto incluye una fuerte responsabilidad.

Comprender la sexualidad como manifestaci?n del amor a trav?s del cuerpo. Manifestaci?n de cari?o, de un plan de dos vidas que ven al futuro. Manifestaci?n personal de los que se es y se lleva dentro, de la intimidad. La prostituci?n es precisamente despersonalizaci?n. Comprensi?n positiva de que la dimensi?n sexual en el hombre y la mujer est? clavada en su ser, le es natural, pero que sin embargo no lo es todo en su vida.

Juzgar desde el respeto de la dignidad del otro. Toda actitud no conforme al respeto debido al otro debe ser desechada. M?ximamente aquellas que destruyen la dignidad. Como Martin Luther King dijo un d?a sobre la lucha por los derechos de los negros, podemos decirlo y tambi?n esperarlo de la lucha contra la prostituci?n: ?Sue?o con el d?a bien derrotado vencer? al mal triunfante?.


Publicado por mario.web @ 23:57
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios