Viernes, 20 de mayo de 2011
Jorge Madrigal Fritsch (Yoinfluyo.com) habla de la importancia de cultivar la cr?tica positiva y constructiva
?
El arte de la cr?tica
El arte de la cr?tica
martes, 05 de enero de 2010

Cuando se trata de cr?tica constructiva, quiz? no haya nadie mejor que Shirley Delibero, jefa de Autoridad de Tr?nsito de Nueva Jersey, organismo que, bajo su direcci?n, ha surgido como la compa??a de tr?nsito m?s eficiente de Estados Unidos. Delibero demuestra a su gente que la aprecia, pero tambi?n le proporciona constantemente observaciones cr?ticas positivas sobre su desempe?o.

?Paso much?simo tiempo elogi?ndolos; cuando alguien hace algo bien, le env?o una nota personal a trav?s de toda la compa??a?, comenta, ?pero cuando alguien comete un error, tambi?n se lo hago saber. Si no eval?as sinceramente a tu gente le haces un flaco favor. Hay que hacerles saber en qu? deben mejorar?.


Como Delibero, el mentor efectivo brinda informaci?n espec?fica sobre lo que est? mal, combin?ndolo con cr?ticas constructivas y una expectativa positiva de la capacidad que cada uno tiene de mejorar.

En contraste, la peor manera de criticar es durante un asalto de am?gdala, cuando el resultado ser? inevitablemente un ataque a las caracter?sticas del otro. Si esto tiene un efecto pernicioso, lo mismo sucede con otro error com?n: No proporcionar ninguna cr?tica constructiva sobre el desempe?o.

En un estudio sobre los efectos que la cr?tica constructiva del desempe?o ten?a sobre la seguridad de uno mismo, se pidi? a estudiantes de Administraci?n de Empresas que resolvieran creativamente ciertos problemas simulados.

Algunos fueron alabados; otros, criticados; un tercer grupo no recibi? cr?tica alguna sobre su desempe?o, tras hab?rseles dicho a todos que sus esfuerzos ser?an comparados con el de otros cientos de sujetos.

Los que no recibieron cr?tica alguna sufrieron un golpe tan grande para su seguridad como los que fueron criticados duramente. El informe advierte que ?cuando las organizaciones privan a sus empleados de informaci?n espec?fica relacionada con el trabajo, ?stos pueden inhibir inadvertidamente su desempe?o.

Aunque la gente tiene sed de cr?tica constructiva, son demasiados los gerentes, supervisores y ejecutivos que no saben proporcionarla o simplemente prefieren no hacerlo. En algunas culturas (sobre todo en Asia y Escandinavia) existe una prohibici?n t?cita contra la cr?tica abiertamente expresada, sobre todo delante de otros.

Un ejecutivo de cierta empresa Saudita dec?a: ?En nuestra organizaci?n trabajan juntas personas de 27 nacionalidades diferentes. La mayor?a proviene de pa?ses donde se les ense?? a no decir nada malo de la gente con quien trabajan. De ese modo es dif?cil obtener una cr?tica sincera sobre tu desempe?o?.

Por otra parte, una cr?tica brutal puede disimular la agresi?n competitiva pura y simple; un ataque disfrazado de ?colaboraci?n?. Un ejecutivo de cierto banco de los Pa?ses Bajos dijo: ?Aqu? hay quienes critican para anotarse puntos en un juego machista de superaci?n mutua; no prestan atenci?n al efecto causado en quien recibe la cr?tica y son demasiado agresivos. Pero no lo hacen para ayudar, realmente es parte de un juego. Necesitan m?s empat?a? (Daniel Goleman).

Publicado por mario.web @ 1:16
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios