Viernes, 20 de mayo de 2011
Mensaje del Papa Benedicto XVI en las que reflexiona sobre la vinculaci?n entre raz?n y fe
?
Sinton?a entre raz?n y fe, ciencia y revelaci?n
Sinton?a entre raz?n y fe, ciencia y revelaci?n
CIUDAD DEL VATICANO, 6 ENE 2010 (VIS).-Despu?s de la misa celebrada esta ma?ana en la bas?lica vaticana, el Papa se asom? al mediod?a a la ventana de su estudio que da a la Plaza de San Pedro para rezar el ?ngelus con miles de personas all? congregadas.

Recordando que hoy celebramos "la gran fiesta de la Epifan?a, el misterio de la Manifestaci?n del Se?or a todas las gentes, representadas por los Magos, venidos de Oriente para adorar al Rey de los Jud?os", el Santo Padre dijo que "la estrella y las Sagradas Escrituras fueron las dos luces que guiaron el camino de los Magos, los cuales aparecen como modelos de los aut?nticos buscadores de la verdad".

Los Magos, continu?, "eran hombres de ciencia en un sentido amplio, que observaban el cosmos consider?ndolo casi un gran libro lleno de signos y de mensajes divinos para el hombre. Su saber, por tanto, lejos de considerarse autosuficiente, estaba abierto a ulteriores revelaciones y llamadas divinas".

Benedicto XVI subray? que "el itinerario de b?squeda culmin? cuando se encontraron ante "el ni?o con Mar?a su madre". Dice el Evangelio que "postr?ndose le adoraron". Podr?an haberse quedado desilusionados, es m?s, escandalizados. En cambio, como verdaderos sabios, se abrieron al misterio que se manifiesta de modo sorprendente; y con sus dones simb?licos demostraron que reconoc?an en Jes?s al Rey y al Hijo de Dios. Precisamente en ese gesto se cumplen los or?culos mesi?nicos que anuncian el homenaje de las naciones al Dios de Israel".

"Un ?ltimo detalle confirma, en los Magos, la unidad entre inteligencia y fe: es el hecho de que "despu?s de recibir en sue?os aviso de no volver a Herodes, regresaron a su pa?s por otro camino". Hubiera sido natural volver a Jerusal?n, al palacio de Herodes y al Templo, para proclamar su descubrimiento. En cambio, los Magos, que han elegido como su soberano al Ni?o, lo custodian seg?n el estilo de Mar?a, o mejor, de Dios mismo, y tal y como hab?an aparecido, desaparecieron en el silencio, satisfechos, pero tambi?n cambiados tras el encuentro con la Verdad. Hab?an descubierto un nuevo rostro de Dios, una nueva realeza: la del amor".

El Papa pidi? a la Virgen Mar?a, "modelo de verdadera sabidur?a, que nos ayude a ser aut?nticos buscadores de la verdad de Dios, capaces de vivir siempre la profunda sinton?a que hay entre raz?n y fe, entre ciencia y revelaci?n".

Despu?s de la oraci?n mariana, el Santo Padre felicit? a "los hermanos y hermanas de las Iglesias Orientales que ma?ana celebran la Santa Navidad" y pidi? que "el misterio de la luz sea fuente de alegr?a y de paz para cada familia y comunidad".

A continuaci?n, record? que en la solemnidad de la Epifan?a se celebra la Jornada Misionera de los ni?os, cuyo lema este a?o es: "Los ni?os ayudan a los ni?os".

Publicado por mario.web @ 2:37
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios