Viernes, 20 de mayo de 2011

S?lo cuando deje a Dios ser mi Amigo, mi Redentor, me abrir? a las dimensiones m?s hermosas y alegres de la existencia humana.
Autor: P. Fernando Pascual LC | Fuente: Catholic.net

?La enfermedad m?s insidiosa? Construir la propia vida desde m? o desde aquello que est? a mi alcance. Pensar que yo decido y yo act?o. Creer que el cambio est? en mis manos. Confiar en que encontrar? en este mundo el auxilio necesario para llevar a cabo todos mis deseos y proyectos.

Es una enfermedad, porque me hace centrarlo todo en este mundo contingente, fr?gil, pasajero; porque me hace suponer que soy autosuficiente o que basta con recibir la ayuda de quienes viven a mi lado.

Ciertamente, hay muchas personas buenas junto a m?, he encontrado mil manos amigas que me han levantado y sostenido en mi camino. Pero nadie puede llegar a lo m?s ?ntimo de mi alma, ni limpiar ese desorden profundo que me encierra en la soberbia, en la codicia, en los rencores, en la sed de actividad o de diversiones superficiales y ego?stas.

Desde esa enfermedad, cierro los ojos del alma a las mil se?ales que Dios me lanza. Porque el ?nico m?dico que puede lavarme del pecado es Cristo. Porque s?lo la muerte no es un absurdo si Alguien nos espera m?s all? de la frontera. Porque las flores, los jilgueros y los ancianos viven y reflejan cari?o porque han sido antes cuidados, de manera tierna y constante, por las manos del Dios bueno.

Por eso, para salir de mis enfermedades, para romper con la soberbia, para aprender el humilde y magn?fico camino del servicio, necesito dejarme envolver por Ti.

S?lo cuando Te deje ser mi Amigo, mi Redentor, mi Dios, me abrir? a las dimensiones m?s hermosas y m?s alegres de la existencia humana. S?lo cuando acoja tus palabras, tus susurros, tus silencios, estar? listo para iniciar una vida nueva. S?lo cuando Te deje rodearme con tus manos heridas descubrir? que toda vida puede salir del fango del pecado y entrar en el mundo, magn?fico, de la misericordia divina...


Publicado por mario.web @ 2:44
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios