Viernes, 20 de mayo de 2011
Mensaje del Papa Benedicto XVI en el marco de la fiesta del Bautismo del Se?or en la que habla de la necesidad de descubrir la fe, cultivarla y testimoniarla
?
Volver a descubrir y testimoniar el don de la fe
Volver a descubrir y testimoniar el don de la fe
CIUDAD DEL VATICANO, 10 ENE 2010 (VIS).-Como es habitual en la fiesta del Bautismo del Se?or, el Papa presidi? esta ma?ana en la Capilla Sixtina la celebraci?n eucar?stica durante la cual bautiz? a catorce reci?n nacidos, siete ni?os y siete ni?as.

En la homil?a, el Santo Padre explic? que "hoy, Jes?s se revela en la orillas del Jord?n, a Juan y al pueblo de Israel". El bautismo del Precursor "es de penitencia, un signo que invita a la conversi?n, a cambiar de vida, pues se acerca Aqu?l que "bautizar? en Esp?ritu Santo y fuego". De hecho, no se puede aspirar a un mundo nuevo permaneciendo sumergidos en el ego?smo y en las costumbres ligadas al pecado".

"El Hijo de Dios, Aquel que no tiene pecado -continu?-, se mezcla entre los pecadores, muestra la cercan?a de Dios al camino de conversi?n del ser humano. Jes?s carga sobre sus espaldas el peso de la culpa de toda la humanidad, comienza su misi?n poni?ndose en lugar de los pecadores, en la perspectiva de la cruz".

Refiri?ndose a los peque?os que iban a ser bautizados, Benedicto XVI dijo que "reciben como don la gracia del Bautismo y el Esp?ritu Santo habitar? en ellos como en un templo, transformando profundamente sus corazones. (...) Hoy son bautizados en la fe de la Iglesia, profesada por los padres, padrinos y madrinas, y por los cristianos presentes, que despu?s les llevar?n de la mano en el seguimiento de Cristo".

El Papa subray? que "hoy es un gran d?a para estos ni?os. Con el Bautismo, participando en la muerte y resurrecci?n de Cristo, comienzan con ?l la aventura gozosa y entusiasmante del disc?pulo".

"El Bautismo ilumina con la luz de Cristo, abre los ojos a su resplandor e introduce en el misterio de Dios a trav?s de la luz divina de la fe. En esta luz, los ni?os que van a ser bautizados tendr?n que caminar durante toda la vida, ayudados por las palabras y el ejemplo de los padres, de los padrinos y madrinas. ?stos tendr?n que comprometerse a alimentar con las palabras y el testimonio de su vida las antorchas de la fe de los ni?os para que pueda resplandecer en este mundo, que con frecuencia camina a tientas en las tinieblas de la duda, y llevar la luz del Evangelio que es vida y esperanza".

Benedicto XVI afirm? que "tambi?n en nuestros d?as la fe es un don que hay que volver a descubrir, cultivar y testimoniar. Que en esta celebraci?n del Bautismo, el Se?or conceda a cada uno de nosotros la gracia de vivir la hermosura y la alegr?a de ser cristianos para que podamos introducir a los ni?os bautizados en la plenitud de la adhesi?n a Cristo".

"Encomendamos estos peque?os -concluy?- a la materna intercesi?n de la Virgen Mar?a, pidi?ndole que, revestidos con el vestido blanco, signo de su nueva dignidad de hijos de Dios, sean durante toda su vida fieles disc?pulos de Cristo y valientes testigos del Evangelio".

Publicado por mario.web @ 17:20
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios