Viernes, 20 de mayo de 2011
Jaime Septi?n nos ofrece un interesante texto y propuestas para unas pol?ticas p?blicas centradas en la familia
?
Pol?ticas p?blicas con perspectiva de familia
Pol?ticas p?blicas con perspectiva de familia
viernes, 15 de enero de 2010

La presi?n de la sociedad civil es un elemento que puede cambiar la historia, m?s a?n, la historia de las acciones a favor de la vida y la familia.

Los candidatos a puestos pol?ticos deben tomar en cuenta los intereses de la sociedad para incorporarlos en sus planes y programas de gobierno o en su proyecto legislativo.

Corresponde a la sociedad organizada el darle seguimiento y no nada m?s expresar su voluntad en la urna, sino que la convicci?n democr?tica le exige ser soldar?a de tiempo completo.


En 2010 hay varias elecciones en los estados, y se preparan ya los escenarios para la sucesi?n del 2012. Es bueno recalar en lo que nos dice la doctrina social de la Iglesia, el magisterio y el catecismo.

Puestos a resumir, los cristianos tenemos Cuatro valores no negociables (tomado del ?Manifiesto de los valores no-negociables? en la elecciones europeas de 2009):

VIDA. La persona es sagrada e inviolable, desde la concepci?n hasta la muerte natural

FAMILIA. La familia nace del compromiso conyugal. El matrimonio es un voto, en el que el hombre y la mujer hacen donaci?n de s? mismos y se comprometen a la procreaci?n y el cuidado de los hijos

LIBERTAD DE ENSE?ANZA. Los padres tienen el derecho y el deber de educar a sus hijos. Son ellos ?no el Estado, ni los empresarios educativos, ni los profesores?los titulares de ese derecho.

BIEN COM?N. El Estado est? al servicio de la sociedad y no al rev?s. El papel de la autoridad es ordenar la comunidad pol?tica no seg?n la voluntad del partido mayoritario sino atendiendo a los fines de la misma, buscando la perfecci?n de cada persona, aplicando el principio de subsidiaridad y protegiendo al m?s d?bil del m?s fuerte

Propuesto uno

Creo que ser?a muy importante ?como primer paso?animar a organizaciones, asociaciones, instituciones religiosas o laicas, sindicatos y partidos pol?ticos a firmar un compromiso de defensa de estos cuatro valores no-negociables, de los que se desprender?an las pol?ticas p?blicas con perspectiva de vida, de familia y de bien com?n.

Estos cuatro valores no-negociables son el cimiento, el piso de toda estabilidad pol?tica. Es evidente que en nuestro pa?s, hace mucho tiempo no se hace pol?tica desde los principios fundamentales. Por eso, es evidente la crisis que padecemos y que puede ir a peor.

Si la sociedad no logra un pacto con estos cuatro valores no-negociables, va a correr el inmenso peligro de una disoluci?n acelerada.Por lo dem?s, es necesario clarificar los conceptos de familia y vida, que, aunque parezca que los tenemos claros, en ocasiones no es as?.

Familia

El art?culo 16.3 de la Declaraci?n Universal de los Derechos Humanos dice:La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protecci?n de la sociedad y del Estado.

Analizando todos los elementos de la familia, a la luz de la Declaraci?n Universal de los DH, podemos decir que:
La familia es la comunidad estable fundada en el matrimonio de hombre y mujer, que forman los c?nyuges y sus hijos, con el fin de asistirse mutuamente, transmitir la vida y garantizar el desarrollo y la libre educaci?n de los hijos

?Cu?les son sus funciones?

Ser el lugar id?neo para el nacimiento, desarrollo y educaci?n de los hijos

Ser garante de la estabilidad social: una sociedad compuesta por familias estables permanece estable

Ser el principal creador de capital social (valores que fomentan la confianza entre los miembros de una sociedad)

Ser el principal protector del individuo por consistir en el ?mbito natural de la solidaridad

Ser el principal centro de creaci?n de ahorro y por tanto del crecimiento econ?mico constante

La protecci?n a la familia est? consagrada en al Art?culo 4? de nuestra Constituci?n:

El var?n y la mujer son iguales ante la ley. Esta proteger? la organizaci?n y el desarrollo de la familia. Toda persona tiene derecho a decidir de manera libre, responsable e informada sobre el n?mero y espaciamiento de los hijos

Por lo tanto, desde el punto de vista antropol?gico, como desde el punto de vista del desarrollo de la sociedad, todas las formaciones pol?ticas, sin excepci?n, deben tener, como prioridad, la defensa de la familia. Si la tienen nada m?s en la ret?rica, hay que obligarlos a hacerla en la pr?ctica; si no la tienen, hay que obligarlos a que la tengan.

No es algo a decidir por los partidos pol?ticos; es algo a saber por ellos.

Esta defensa supone la consideraci?n de:

El matrimonio como garant?a de las relaciones familiares (es el cimiento excepcional para crear lazos fuertes de entrega mutua, sacrificio, donaci?n y servicio al otro)

La propia familia como vertebradora del sistema social

Vida

El derecho a la vida es el derecho que fundamenta todos los dem?s derechos.

Sin ?l, todos los dem?s derechos carecen de sentido.

La Declaraci?n Universal de los Derechos Humanos, en su Art?culo 3? dice:

Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona

La vida humana es un proceso que comienza en la fecundaci?n y concluye con la muerte natural del individuo. Este proceso, sin pretexto ninguno, debe estar protegido por el Estado, sin dejar oportunidad a nadie de torcerlo a voluntad sin incurrir en una penalizaci?n.

El aborto (?interrupci?n voluntaria del embarazo?) constituye un caso de homicidio cometido por quien tiene la custodia de un nuevo ser (la madre), en colaboraci?n con quien tiene la obligaci?n de velar por su correcto desarrollo (el m?dico).

Hay algo tan brutal como el aborto y es la aceptaci?n social del aborto.
Y a eso se le agrega la legalizaci?n de la p?ldora ?del d?a siguiente? (que genera, un aborto enteramente libre e incontrolado).

El aborto no es un ?progreso?; es un tremendo retroceso a la peor de todas las miserias del hombre: la consideraci?n del otro como un objeto. Y en esa ?consideraci?n?, tambi?n se vuelve un objeto al padre.

Propuesta a dos

Crear, en el pa?s, en cada una de las entidades, un Instituto de la Familia y la Vida, cuyas caracter?sticas concretas sean:

Proteger a la familia nuclear, sin detrimento de las ayudas que se les puedan dar a familias uniparentales, madres solteras, etc. La protecci?n deber? ser real, no meramente ret?rica

Proteger la vida mediante el apoyo a instituciones que se dedican a salvar seres humanos no nacidos

Subsidiar instituciones de la sociedad civil que garanticen la caridad y la profesionalidad en el trato a los m?s d?biles

Establecer pol?ticas p?blicas de defensa a la vida y a la familia, como bienes prioritarios de la sociedad

Desarrollo de normas para la adopci?n expedita

Promoci?n del empleo, el microcr?dito, la capacitaci?n y la educaci?n permanente

Calidad de vida para los ancianos

Consejer?a matrimonial y espiritual

Todo ello en una sola direcci?n: hacer que los principios fundamentales se respeten y hacer que se generen, con ellos, pol?ticas que defiendan el derecho de cada uno de los mexicanos a la obtenci?n de los bienes m?nimos que hacen florecer la virtud.

*El autor es integrante de CACM y Director del Semanario ?El Observador de la Actualidad?.

Publicado por mario.web @ 18:16
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios