Viernes, 20 de mayo de 2011
Intervenci?n de monse?or Migliore en una comisi?n del ECOSOC
?
Santa Sede: Promover las relaciones personales para lograr el desarrollo
Santa Sede: Promover las relaciones personales para lograr el desarrollo
NUEVA YORK, viernes 5 de febrero de 2010 (ZENIT.org).- Para incentivar el crecimiento social y econ?mico, hay promover las relaciones personales, afirm? el arzobispo Celestino Migliore este jueves en la 48? sesi?n de la Comisi?n para el Desarrollo Social del ECOSOC.

El Observador Permanente de la Santa Sede ante el Consejo Econ?mico y Social de las Naciones Unidas intervino en esa reuni?n, celebrada en Nueva York, dedicada a la promoci?n de la integraci?n social.
?Para promover el crecimiento econ?mico y social, junto con el empleo, parece que los patrones de consumo deben centrarse en los bienes de relaci?n y los servicios que promuevan una mayor conexi?n entre las personas?, afirm? .

?Al invertir en bienes de relaci?n, como la asistencia m?dica, la educaci?n, la cultura, el arte, el deporte -cosas que desarrollan a la persona y requieren justamente la interacci?n humana en lugar de la producci?n de la m?quina-, el Estado, a trav?s de su intervenci?n p?blica, abordar?a el desarrollo en su ra?z, a la vez que promover?a el empleo y el desarrollo a largo plazo?, a?adi?.

El nuncio destac? que ?el desarrollo social y la integraci?n no llegar?n s?lo de soluciones tecnol?gicas, ya que se refieren en primer lugar a las relaciones humanas?.

La vida y la familia, factores de desarrollo
Y se?al? una implicaci?n importante, al decir que ?centrarse en las relaciones humanas llama necesariamente a una apertura a la vida que es una contribuci?n positiva al desarrollo social y econ?mico?.

En este sentido, explic? que ?demasiado a menudo, el aumento de la poblaci?n se ve como una causa de pobreza, lo cual es un significado a superar, ya que s?lo con la fuerza del trabajo pueden encontrarse soluciones a la pobreza?.

Para la Santa Sede, ?promover la vida y la familia y encontrar caminos para integrar la contribuci?n de todas las personas permitir? a las sociedades alcanzar su pleno potencial y lograr el desarrollo?.

El arzobispo tambi?n se?al? una relaci?n directa entre familia y desarrollo, al explicar que ?la familia es el primer contexto en el que los ni?os aprenden ciertas habilidades, actitudes y virtudes que les preparan para la fuerza de trabajo y as? pueden contribuir al crecimiento econ?mico y el desarrollo social?.

?La educaci?n y la formaci?n son inversiones a largo plazo?, reconoci? al mismo tiempo.

Y destac? la necesidad de que ?las pol?ticas de promoci?n de la familia se basen no s?lo en la redistribuci?n, sino sobre todo en la justicia y eficacia y en asumir responsabilidad para las necesidades econ?micas y fiscales de las familias?.

Migraci?n e integraci?n
En este punto, se refiri? a un importante factor de integraci?n en las sociedades actuales: la migraci?n.

?En la promoci?n de la integraci?n social en nuestro mundo de hoy no podemos pasar por alto la creciente atenci?n que requiere la migraci?n, y en particular, la migraci?n irregular?, dijo.

El arzobispo record? que en pa?ses de intensa inmigraci?n, se dan ?intolerancia y fricciones mutuas entre ciudadanos y reci?n llegados?.

Y se?al? que esto pide una mayor atenci?n a dos aspectos claves en los que pueden hallarse soluciones al problema: ?la aceptaci?n de los migrantes y el respeto a la ley?.

Al mismo tiempo, monse?or Migliore explic? que ?integraci?n y cohesi?n social son par?metros que nos permiten encontrar soluciones adecuadas a cuestiones complejas relacionadas con la inmigraci?n?.

El arzobispo indic? tambi?n que ?la integraci?n requiere un largo tiempo y normalmente se logra en generaciones posteriores?.

Y destac? que esta integraci?n ?se basa en una visi?n activa de la ciudadan?a nacional, en los mecanismos de interacci?n que implican el total respeto a los derechos fundamentales de todos -ciudadanos y reci?n llegados- y en una cultura de justicia social?.

Las organizaciones religiosas, promotoras de participaci?n ciudadana
Tambi?n se?al? la importancia de las comunidades, por ejemplo religiosas, para lograr la integraci?n, ya que incentivan la participaci?n en la sociedad.

?En los programas de integraci?n social, incluidos los esfuerzos para reducir la brecha en educaci?n, atenci?n sanitario y cuidado del entorno, desempa?an funciones importantes la sociedad civil y las organizaciones religiosas?, asegur?.

Y ello porque ?ayudan a garantizar la participaci?n de las comunidades locales y a promover la cooperaci?n y la participaci?n de todas las personas?.

Justicia y promoci?n social

En un sentido m?s general, monse?or Migliore dijo que la globalizaci?n nos hace m?s vecinos, pero no m?s hermanos.

Y se?al? que la soluci?n no se encuentra s?lo en la combinaci?n de buenas leyes y medidas e incentivos sociales.

?Siempre es necesario progresar y tomar en consideraci?n el bien integral de la persona humana en su distintas dimensiones, incluida la espiritual?, afirm?.

Y advirti? que ?mientras el sistema financiero parece estar recuperando la estabilidad y el incremento de la producci?n en algunos sectores ofrece signos de recuperaci?n econ?mica, todav?a en muchos lugares el nivel de desempleo contin?a empeorando?.

En medio de la crisis econ?mica, subray?, ?las reflexiones sobre la promoci?n social deben tener en cuenta su relaci?n con la erradicaci?n de la pobreza y el pleno empleo, incluyendo el trabajo digno para todos?.

Publicado por mario.web @ 22:20
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios