Viernes, 20 de mayo de 2011

No huy?is del sufrimiento, utilizadlo. Llev?dselo a Jes?s y ese sufrimiento se transformar? en amor
Autor: V?ctor Mata, L.C. | Fuente: www.buenas-noticias.org


Existen j?venes que han tocado fondo. Basta ir a los puntos de muerte de la ciudad de Roma; lugares como los subterr?neos de la estaci?n de trenes Termini.

Entre ?stos, Michela cuenta una historia especial, casi extrema. Abandonada por sus padres en un hospital apenas reci?n nacida, fue educada en un orfanato, conociendo de todo menos el amor. Creci? con el deseo de disfrutar la vida, la rebelde vida que llevaba. A los 18 a?os abandona el orfanato y pronto se transforma en chef de cocina internacional. El dinero llen? sus bolsillos r?pidamente. Lo adoraba como a su dios y lo gastaba sin reparos.

En sus a?os de juventud la afectividad desordenada no falt?. Tuvo novios como trapos desechables, ?los usas y los tiras?, para usar su expresi?n. Hasta que se top? con un novio serio, Luca, de ?ste si se enamor?. El ?nico defecto: un cat?lico practicante. Se extra?aba que ?ste no aceptara invitaciones nocturnas. Su respuesta era: hasta el matrimonio...

A pesar de todo, ella lo amaba, deseando vivir el momento presente. Su novio con mucho amor y respeto la quiso para toda la vida y he aqu? que intent? llevarla al altar para bendecir su uni?n. Pocos d?as antes de la boda al novio catolic?simo le detectaron sida por una transfusi?n de sangre contaminada. El novio practicante y amado se le fue seis d?as antes de la ceremonia.

Ante esto, su rebeld?a lleg? al extremo, seg?n ella misma cuenta: ?Me enfad? con Dios por haberme quitado a mis padres. Me enfad? con Dios por haber sufrido tanta violencia desde peque?ita. Me enfad? con Dios por la muerte de Luca. La noche de su funeral, me march? a la playa y all? mismo hice un juramento: ?Dios, si t? no existes, pasar? toda mi vida dici?ndoselo a todo el mundo. Pero si existes de verdad, empe?ar? mi vida en destruirte??.

En medio de su rebeld?a -y de su vac?o interior- se vio envuelta en varias filosof?as como el New Age y el Reiki. Michela pis? fondo intentando conocer a Dios por un camino equivocado y no encontr? nada. Una doctora de psicoterapia, que intent? sanar las heridas m?s profundas del alma de Michela, no le hizo sino m?s da?o y casi se adue?a de su libertad. Ella misma cuenta que la trataban como a un t?tere.

Y fue gracias a esas pr?cticas de psicoterapia, como Michela se introduce en el satanismo paso a paso, casi consagr?ndose al mismo demonio. Le ofrecieron ser sacerdotisa de una secta diab?lica. Para alcanzar esa meta, el reto consist?a en algo aparentemente simple: mata a Chiara Mirante, (Fundadora de la Comunidad Nuovi Orizzonti).

Con el cuchillo en la mano fue recibida con un abrazo de quien ser?a su v?ctima; un abrazo que le cambiar?a su vida. A?n teniendo el alma muerta, Michela fue capaz de recibir amor y fue amada por lo que era. Al abrazarla, Chiara Mirante le dijo: ?bienvenida hija m?a, por fin has llegado a tu casa?.

Michela puso cara de interrogaci?n... ?Nunca antes se hab?an visto! Pero el amor es gratuito, y un abrazo y una mirada bastaron para desarmar el coraz?n de piedra que tra?a.

La vuelta a Dios y a la paz del alma, no fue f?cil. En el camino, la joven busc? por todos los medios conocer a quien la hab?a gestado y tra?do a este mundo, su madre natural. Pero cuando la encontr? recibi?, como una bofetada, estas palabras: ?t? nunca has existido para m??. M?s l?grimas y el desprecio recibido apretaron y casi destruyeron sus anhelos de amar y ser amada. Quiso tomarse un descanso... as? se lo comunic? a Chiara, quien la envi? a Medjugorye.

La muerte y el odio no tienen la ?ltima palabra. Dios siempre saca buenos frutos de todo lo que nos pasa. Tras una experiencia fuerte de amor, Michela encontr? en Medjugorye a una Madre que la agasaj? y le llen? su coraz?n de amor: Mar?a. Ella le cambi? su coraz?n fr?o y lleno de odio por un coraz?n nuevo. La Virgen le regal? la alegr?a que san? para simpre todas sus heridas.

Hoy, Michela tiene 40 a?os y vive en la comunidad que la recibi? con un abrazo lleno de amor. Es consagrada en el movimiento Nuovi Orizzonti desde hace ya 12 a?os y no cesa de repetir a todos los que quieren escucharla:

?Os lo repito, no huy?is del sufrimiento, utilizadlo. Llev?dselo a Jes?s y ese sufrimiento se transformar? en amor. Me despido con una frase de Edith Stein. Cuando Edith Stein se convirti?, le preguntaron por qu? se hab?a convertido al catolicismo, y ella respondi?: ?Yo busqu? el amor. Y encontr? a Jes?s??.


Publicado por mario.web @ 23:54
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios