S?bado, 21 de mayo de 2011

El Vicario de Cristo habla en?rgicamente ante el pecado abominable de la pederastia
Autor: Lucrecia Rego de Planas | Fuente: Catholic.net
Hoy se dio a conocer la Carta pastoral del Papa Benedicto XVI a los cat?licos de Irlanda, en donde trata el delicado tema de los abusos sexuales cometidos por algunos sacerdotes.

Es una carta muy hermosa y muy dura, en la que se ve al Papa como un verdadero padre preocupado por su familia y muy en?rgico ante las faltas de sus hijos. Copio las palabras textuales que dirige a los responsables de los abusos sexuales:

"Hab?is traicionado la confianza depositada en vosotros por j?venes inocentes y por sus padres. Deb?is responder de ello ante Dios Todopoderoso y ante los tribunales debidamente constituidos.
Hab?is perdido la estima de la gente de Irlanda y arrojado verg?enza y deshonor sobre vuestros semejantes.

Aquellos de vosotros que son sacerdotes han violado la santidad del sacramento del Orden, en el que Cristo mismo se hace presente en nosotros y en nuestras acciones.
Junto con el inmenso da?o causado a las v?ctimas, un da?o enorme se ha hecho a la Iglesia y a la percepci?n p?blica del sacerdocio y de la vida religiosa.

Os exhorto a examinar vuestra conciencia, a asumir la responsabilidad de los pecados que hab?is cometido y a expresar con humildad vuestro pesar. El arrepentimiento sincero abre la puerta al perd?n de Dios y a la gracia de la verdadera enmienda.
Deb?is tratar de expiar personalmente vuestras acciones ofreciendo oraciones y penitencias por aquellos que hab?is ofendido. El sacrificio redentor de Cristo tiene el poder de perdonar incluso el m?s grave de los pecados y extraer el bien incluso del m?s terrible de los males.

Al mismo tiempo, la justicia de Dios nos llama a dar cuenta de nuestras acciones sin ocultar nada. Admitid abiertamente vuestra culpa, someteos a las exigencias de la justicia, pero no desesper?is de la misericordia de Dios"


Los invito a que lean la carta en su totalidad, pues en ella el Santo Padre, adem?s de reprender a los responsables de esos actos pecaminosos y criminales, tiene tambi?n palabras de cercan?a y solidaridad para las v?ctimas y sus familias y, lo m?s importante, propone un camino de curaci?n, renovaci?n y reparaci?n para la Iglesia, basado en la oraci?n, el sacrificio, el ayuno, la penitencia, el acercamiento al Sacramento de la Reconciliaci?n, la adoraci?n eucar?stica, visitas apost?licas a di?cesis, seminarios y congregaciones y una misi?n hacia sacerdotes y obispos.

La carta completa pueden leerla en:
www.vatican.va.

Lucrecia Rego de Planas
Direcci?n
Catholic.net


Publicado por mario.web @ 19:35
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios