Domingo, 22 de mayo de 2011

?Imposible pensar este fin y este pesar sin alabar a Dios que me tiene en estos momentos ac?, reunido con todos ustedes?.
Autor: Santiago Giraldo Valencia, L.C. | Fuente: www.buenas-noticias.org

?


El 7 de diciembre de 1995, en un partido amistoso entre Londres y una selecci?n conformada por los mejores jugadores de f?tbol de Am?rica, se realizar?a una jugada que dar?a la vuelta al mundo.

Ren? Higuita, el portero de la selecci?n ?Am?rica?, en vez de atajar un tiro con las manos, se lanza de manera improvista hacia delante y en pleno aire golpea el bal?n con las plantas de los pies a modo de escorpi?n (de ah? el nombre de su jugada), logrando uno de los paradones m?s espectaculares en la historia del f?tbol mundial.

Sin embargo, el espect?culo de esta jugada y su genio no se queda ah?. Ren? Higuita tambi?n cobraba penaltis, met?a goles de tiros libres y, de vez, en cuando le gustaba regatear a los delanteros adentr?ndose hasta la media cancha con el bal?n, poniendo a los hinchas con los ?pelos de punta?.

Este hombre, al que le toc? una ?poca ?maravillosa? con los mejores del f?tbol colombiano -el ?pibe? Valderrama, Leonel ?lvarez, Fredy Rinc?n, por mencionar algunos, as? como con el asesinado Andr?s Escobar- ha puesto fin a su carrera futbol?stica como profesional, saliendo por la puerta grande.

Fue el 24 de enero de 2010, en el estadio Atanasio Girardot de Medell?n, ante m?s de veinte mil personas, que se reunieron para ver jugar por ?ltima vez a la que fuera una de las glorias del f?tbol colombiano. En un partido amistoso con sus antiguos compa?eros, en el que no falt? su afamado ?escorpi?n?, as? como un golazo de tiro libre, este hombre toma el micr?fono y sin pena ni escr?pulos, y con l?grimas en los ojos, dice as?:

?Imposible pensar este fin y este pesar sin alabar a Dios que me tiene en estos momentos ac?, reunido con todos ustedes?.

Ren? comienza a llorar y una ovaci?n se escucha por todo el estadio. Luego sigue:

?Recuerdo a las personas con dificultades, en las c?rceles y en los hospitales, a los ni?os enfermos [...] Imposible olvidar a los que ya no est?n, los amigos y compa?eros que se nos fueron: ellos est?n hoy siempre conmigo...?.

Dice Jos? Mart? que la grandeza de un hombre, no se mide por el terreno que ocupan sus pies, sino por el horizonte que descubren sus ojos. Por eso, enhorabuena a Ren? Higuita, que en vez de salir buscando honores, rinde honores a Aqu?l al que le debe su talento. Y en vez de buscar su vanagloria, agradece. Ahora s? que a Ren? le sali? bien su escorpi?n, y su aguijonazo nos inyect? el ?veneno? de la humanidad.


Publicado por mario.web @ 1:51
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios