Domingo, 22 de mayo de 2011
Escrito por + Juli?n L?pez Mart?n - Obispo de Le?n - Presidente de la CEL ??
martes, 11 de mayo de 2010

La noticia, difundida al t?rmino de la XCV Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Espa?ola (CEE) de 19 al 23 de abril de 2010, de que hab?a obtenido la aprobaci?n de conjunto la versi?n castellana de la ?III Edici?n t?pica latina enmendada? del Misal Romano, merece un comentario para informaci?n de cuantos se han venido interesando por este trabajo.?

?

?

1.?Breve historia de la traducci?n castellana del Misal Romano

?

La aprobaci?n otorgada por la CEE sanciona los trabajos de preparaci?n de la traducci?n del Misal Romano en lengua castellana o espa?ola de la ?ltima edici?n t?pica del libro lit?rgico promulgado por el Papa Pablo VI el d?a 3 de abril de 1969, Jueves Santo, mediante la Constituci?n Apost?lica Missale Romanum en aplicaci?n de los decretos del Concilio Vaticano II, denominado por algunos Misal de Pablo VI. Esta edici?n ?pr?ncipe? vio la luz el 26 de marzo de 1970, cuatrocientos a?os despu?s de la promulgaci?n del Missale Romanum reformado seg?n los decretos del Concilio de Trento, conocido tambi?n como Misal de S. P?o V[1]. La continuidad en la tradici?n de la Iglesia por parte de ambas ediciones t?picas est? reflejada de alg?n modo en esta coincidencia, aunque no consiste solamente en ella.

?

En realidad los trabajos de preparaci?n de la edici?n castellana del Misal tienen una larga historia que merece la pena recordar aunque sea brevemente, protagonizada por la Comisi?n Episcopal de Liturgia (CEL) y por su Secretariado, coordinador de los grupos de expertos en lengua latina, Sagrada Escritura, liturgia, literatura y m?sica que se han sucedido en la tarea desde los comienzos de la reforma lit?rgica dise?ada por el Concilio vaticano II. Paralelamente trabajaron tambi?n, bajo la direcci?n de los obispos de las respectivas ?reas ling??sticas, quienes prepararon las ediciones del Misal en catal?n, euskera, gallego y valenciano, reconocidas as? mismo en Espa?a por la Congregaci?n para el Culto Divino y la Disciplina de los sacramentos (CCDDS).

?

Aprobada la Constituci?n sobre la Sagrada Liturgia Sacrosanctum Concilium del ?Vaticano II el 4 de diciembre de 1963, la CEE abord? r?pidamente la traducci?n del Missale Romanum de S. P?o V, de manera que dicha traducci?n pudo usarse ya el 7 de marzo de 1965, fecha de entrada en vigor en Espa?a de las lenguas modernas en la liturgia. Por cierto, el Misal era ya solamente el ?Libro del Altar? u oracional, porque las lecturas y cantos interleccionales deb?an ir en otro libro, el ?Leccionario?. Una vez promulgado el Misal de Pablo VI (1970), se prepar? una traducci?n ad experimentum en dos vol?menes, que estuvo vigente hasta la aparici?n de la primera edici?n oficial en castellano del Misal Romano publicada el d?a 1 de enero de 1978. Esta edici?n, presentada por el Cardenal D. Narciso Jubany Arnau, Arzobispo de Barcelona, Presidente de la CEL, incorpor? ya algunas modificaciones de la II edici?n t?pica latina del Misal promulgada tambi?n por Pablo VI el 27 de marzo de 1975.

?

Por aquellos a?os aparecieron tambi?n los 9 vol?menes del Leccionario de la Misa con la traducci?n preparada por los PP. Alonso Sch?kel y Mateos, versi?n que est? todav?a en uso a la espera de la publicaci?n de la nueva traducci?n b?blica de la CEE para la liturgia, denominada Biblia lit?rgica, ?pendiente a?n de la recognitio por parte de la Congregaci?n para el Culto Divino.

?

La celebraci?n en Roma durante 1984 de un Encuentro mundial de Presidentes de Comisiones Episcopales de Liturgia y la proximidad de la celebraci?n en 1992 del V Centenario del Descubrimiento y Evangelizaci?n de Am?rica, propiciaron una iniciativa del Cardenal D. Marcelo Gonz?lez Mart?n, Arzobispo de Toledo y Presidente de la CEL de la CEE, que fue calurosamente apoyada por la CCDDS, de elaborar una ?nica traducci?n al menos del Ordinario de la Misa, de las Plegarias eucar?sticas y del Padrenuestro. Esta traducci?n, en realidad unificaci?n del texto, se prepar? por un peque?o equipo que trabaj? en Madrid, en Medell?n (Colombia) y en Roma, coordinado por el Subsecretario de la Congregaci?n, Mons. Pero Marini. Con este motivo se public? la II edici?n oficial castellana del Misal Romano con fecha 31 de marzo de 1988, presentada por D. Marcelo. Es la edici?n que se est? usando todav?a y que fue aceptada inicialmente por las 22 conferencias episcopales de lengua espa?ola, incluida la de Estados Unidos de Am?rica. Esta unificaci?n ten?a que haber sido el primer paso para disponer de un ?nico Misal en lengua espa?ola -como sucede en otras ?reas ling??sticas-, pero hace a?os que se ha roto por la presi?n de algunos pa?ses. El resultado de la quiebra es la existencia de cinco misales en lengua espa?ola con traducciones diferentes entre s? circulando todav?a en Am?rica, si bien dos de ellos han sido sustituidos recientemente por las versiones de la III edici?n t?pica de 2002. ?

?

?El ?ltimo cap?tulo de esta breve historia se abre en 2002, cuando ve la luz?la III edici?n t?pica latina del Missale Romanum promulgada dos a?os antes por el venerable Siervo de Dios Juan Pablo II. Esta edici?n introduce nuevos formularios de misas y?nuevas oraciones, retoca numerosos textos y reorganiza las ?ltimas secciones del Misal.

?

2.?Vicisitudes de la traducci?n del Misal

?

La edici?n del Misal publicada en 1988 ha tenido sucesivas reimpresiones desde entonces, sin modificaciones dignas de menci?n. Sin embargo, en la ?ltima d?cada del siglo XX se ven?a advirtiendo en instancias cercanas a la CCDDS y aun en el ?mbito de los estudios sobre la sagrada liturgia una importante evoluci?n sobre los criterios con que deben hacerse las traducciones de los libros lit?rgicos. De hecho la CEL, presidida por el Mons. Rosendo ?lvarez, Obispo de Almer?a, hab?a pedido ya en 1991 a los consultores de la Comisi?n que opinasen sobre la conveniencia de revisar la traducci?n del Misal Romano. El tema fue objeto de al menos dos reuniones de la Comisi?n con los consultores, pero hasta el 26 de abril de 1995, la Comisi?n no decidi? formalmente crear un equipo de expertos para llevar a cabo el proyecto confiando a quien subscribe, la direcci?n del mismo. En 1996 accedi? a la Presidencia de la CEL el Obispo Mons. Pedro Tena, Auxiliar de Barcelona, que ratific? la decisi?n. De hecho dos comisiones de expertos trabajaron sucesivamente sobre este proyecto.

?

Cuando el trabajo estaba pr?cticamente terminado, en marzo de 2001 la CCDDS public? una Instrucci?n titulada?Liturgiam Authenticam, acerca del uso de las lenguas vern?culas en la edici?n de los libros de la liturgia romana, dando criterios muy precisos en esta materia[2]. Lo m?s significativo de este documento, que deroga todas las normas dadas anteriormente sobre traducciones lit?rgicas, consiste en la preocupaci?n por la fidelidad literal de las traducciones, al contrario de lo que hab?a ocurrido en los primeros a?os de la reforma lit?rgica, en que, sin descuidar el fondo teol?gico de los textos, primaba un estilo catequ?tico y literario[3].

?

Este important?simo criterio, unido a la publicaci?n en 2002 de la ya referida III edici?n t?pica latina del Missale Romanum, hizo que, en la pr?ctica, se abandonase la idea de hacer una mera revisi?n y se plantease la conveniencia de?proceder a una nueva edici?n oficial del Misal en lengua castellana aplicando rigurosamente las orientaciones y normas de la Instrucci?n Liturgiam Authenticam. La ?ltima comisi?n de expertos que ven?a trabajando se renov? pr?cticamente ?y emprendi? con gran empe?o la tarea.?Pero, cuando el trabajo estaba ya bastante avanzado, se publica en Roma la reimpresi?n de la III edici?n t?pica latina de 2002 aportando numerosas correcciones. Es la Editio typica tertia. Reimpressio emendata 2008. Esto oblig?, primeramente, a contrastar las dos ediciones y, despu?s, a rehacer pr?cticamente todo el trabajo para incorporar las modificaciones aportadas por la reimpresi?n.

?

3.?En la recta final

?

El trabajo ten?a que ser presentado a los miembros de la CEE para su estudio por s? mismos o por medio de sus colaboradores. Un primer texto completo de la traducci?n fue presentado a la LXXXV Asamblea Plenaria de la CEE (noviembre de 2005) y fue aprobado como ?texto base?. Esto quer?a decir que la versi?n era aceptada inicialmente pero que se continuar?a trabajando para perfeccionarla. Un a?o despu?s, en la LXXXVIII Asamblea Plenaria (noviembre de 2006), se presentaban y aprobaban numerosas ?enmiendas? al texto base. Posteriormente, en la XCIII Asamblea Plenaria (abril de 2009), se estudiaron y aprobaron textos nuevos procedentes de la III edici?n t?pica latina enmendada de 2008. Y, finalmente, en la XCIV Asamblea Plenaria (noviembre de 2009) se present? para su estudio y aprobaci?n, si proced?a, el conjunto de la traducci?n. Esta hab?a sido enviada a los Srs. Obispos en ocho vol?menes impresos ?pro manuscripto? conteniendo las oraciones y prefacios y, en color rojo, las r?bricas, y tambi?n en soporte inform?tico. Algunos miembros de la Asamblea manifestaron el deseo de disponer tambi?n del texto latino. Hasta ese momento se hab?a supuesto que en todas las di?cesis existir?a al menos un ejemplar de la edici?n t?pica del Misal.

?

Hubo tambi?n enmiendas importantes de tal manera que la CEL propuso posponer la votaci?n hasta la siguiente Asamblea Plenaria. Es preciso advertir que este tipo de votaciones en los que la Conferencia de Obispos se ha de implicar de manera especial, requiere lo que se llama ?mayor?a cualificada?, consistente en alcanzar los dos tercios del total de miembros de la Conferencia con derecho a voto, est?n o no est?n presentes en la votaci?n. Por todas estas razones la CEL, al tiempo que propon?a el aplazamiento de la votaci?n de conjunto de la traducci?n, se compromet?a a estudiar y, en su caso, incorporar las enmiendas que se le fuesen enviadas antes del 15 de marzo de 2010. Para ello, con ayuda del departamento de ?Libros lit?rgicos? de la CEE prepar? una nueva presentaci?n de la traducci?n a cuatro columnas: texto latino, texto del Misal en uso (el de 1988), texto propuesto y espacio para observaciones. El conjunto ocupaba dos gruesos vol?menes, no siendo posible incluir las r?bricas que, no obstante, estaban en el env?o anterior. A la vez hac?a llegar la nueva presentaci?n del texto a las Facultades de Teolog?a e Institutos de Liturgia existentes en Espa?a y a catedr?ticos de Lenguas Cl?sicas y de Lengua y Literatura Espa?ola.

?

Puntualmente llegaron a la CEL las observaciones de 14 Srs. Obispos y los dict?menes y, en algunos casos, observaciones tambi?n de las facultades de Teolog?a. A este material se un?an las enmiendas presentadas durante la Asamblea Plenaria de noviembre de 2009. El equipo encargado de la preparaci?n de la traducci?n fue examinando todas las relaciones a medida que llegaban e incorporando las observaciones m?s importantes, dejando de momento las relativas a palabras sueltas, estilo y puntuaci?n.

?

De este modo, en la XCV Asamblea Plenaria (abril de 2010), despu?s de explicar a los miembros de la CEE el trabajo realizado ofreciendo impreso un amplio dossier de ejemplos concretos de las enmiendas aceptadas, la CEL solicit? la votaci?n de conjunto del texto exigida por la Instrucci?n Liturgiam Authenticam como paso previo para el env?o del texto a la Congregaci?n para su preceptiva recognitio[4], siendo este aprobado rebasando en 13 los votos m?nimos requeridos. Un resultado muy alto, semejante al alcanzado por la?Biblia lit?rgica, indicativo de la importancia que se da en la CEE al Misal.

?

?

?

?Las enmiendas m?s substantivas, como acabo de se?alar, enviadas entre la XCIV y la XCV Asambleas (noviembre de 2009 y abril de 2010, respectivamente) estaban ya incorporadas. Actualmente se trabaja en las correcciones menores de estilo y puntuaci?n y en el ajuste de las r?bricas con vistas a la ?maquetaci?n? de todo el texto como si fuera ya a la imprenta. Esto permitir? hacer un nuevo ?repaso? de toda la traducci?n antes de enviarla a la CCDDS. La Congregaci?n examina tambi?n el texto y, cuando lo estima necesario, hace consultas o propone alguna modificaci?n antes de confirmarlo. ?

?

Conviene saber tambi?n que, entre los a?os 2002 y 2010, se han realizado otros trabajos para preparar la nueva edici?n del Misal y que fueron en su momento estudiados y aprobados puntualmente por la Asamblea Plenaria. Son los siguientes: Nueva versi?n de la Ordenaci?n general del Misal Romano (noviembre de 2005); adaptaciones que competen a las Conferencias Episcopales (marzo de 2006); melod?as oficiales del Misal (abril de 2007); modificaciones en el calendario particular de Espa?a (marzo de 2006 y noviembre de 2007).

?

Por su parte, la CCDDS hab?a notificado con fecha 27 de septiembre de 2006 y el 17 de octubre del mismo a?o las decisiones superiores relativas a las formulaciones de la ep?clesis eucar?stica, a las aclamaciones despu?s de la consagraci?n y a las palabras de la consagraci?n del C?liz, ?que habr?n de aparecer en la pr?xima traducci?n del Misal Romano?.

?

Ahora bien, para que pueda procederse a la impresi?n y publicaci?n de la nueva edici?n del Misal Romano de la CEE, al solicitar la recognitio se deber? enviar a la CCDDS, con el texto ya completo y ?maquetado?, un dossier explicativo de los trabajos realizados, de las comisiones que han intervenido, de los criterios que se han tenido en cuenta, y la relaci?n de las votaciones parciales y de conjunto, etc. Por otra parte, en cuanto se produzca la esperada recognitio de la Biblia lit?rgica, se incorporar?n a la nueva edici?n del Misal los textos de las ant?fonas de entrada y de comuni?n. Cuando venga de Roma, convenientemente confirmado, el texto del Misal, todav?a el Presidente de la CEE tendr? que firmar el Decreto de entrada en vigor de la nueva edici?n y se?alar la fecha en que deber? ser obligatoria.

?

+ Juli?n L?pez Mart?n - Obispo de Le?n - Presidente de la CEL

?

?

?



[1]?La ?ltima edici?n t?pica de este Misal, plenario todav?a porque un?a oraciones y lecturas en los mismos formularios, fue promulgada por el Beato Juan XXIII en 1962, titulado Missale Romanum ex Decreto Sacrosancti Concilii Tridentini restitutum Summorum Pontificum cura recognitum. Editio typica, Typis Polyglottis varicanis 1962. Esta edici?n es la que se ha de usar por quienes desean celebrar siguiendo la "forma extraordinaria" del Rito Romano seg?n el Motu proprio Summorum Pontificum de S.S. Benedicto XVI, de 7-VII-2007.

[2] En AAS 93 (2001) 685-726; trad. espa?ola "no oficial" en??Notitiae? 428/429 (2002) 65-119.

[3] ?Los textos lit?rgicos latinos del Rito Romano, mientras recogen la secular experiencia eclesial de trasmisi?n de la fe de la Iglesia recibida de los Padres, son, tambi?n, fruto de la renovaci?n lit?rgica que se ha realizado recientemente. Para conservar un patrimonio tan grande y rico, y para trasmitirlo a los siglos venideros, es necesario que la traducci?n de los textos lit?rgicos de la Liturgia Romana sea, no tanto una labor de creaci?n nueva, sino de traducci?n fiel y cuidada de los textos originales a las lenguas vern?culas?: Instrucci?n Liturgiam Authenticam, n. 20.

[4]?Cf. Liturgiam Authenticam, n. 97.


Publicado por mario.web @ 22:23
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios