Lunes, 23 de mayo de 2011

CIUDAD DEL VATICANO, 5 SEP 2010?

Al regreso de su visita pastoral a Carpineto Romano, el Santo Padre se asom? a mediod?a al balc?n del patio interior del palacio apost?lico de Castelgandolfo para rezar el ?ngelus con los fieles all? reunidos.

Antes de la oraci?n mariana Benedicto XVI present? brevemente su Mensaje para la XXVI Jornada Mundial de la Juventud, que se celebrar? en Madrid (Espa?a) en agosto de 2011.

El Papa record? que el t?tulo del Mensaje es una frase de la Carta de San Pablo a los Colosenses "Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe", y observ?: "?Es decididamente una propuesta a contra corriente! ?Qui?n, de hecho, propone hoy a los j?venes estar "arraigados" y "edificados"? M?s bien se exalta la incertidumbre, la movilidad, la volubilidad..., aspectos que reflejan una cultura indecisa en lo que se refiere a los valores de fondo, a los principios para orientar y regular la propia vida".

"En realidad, yo mismo, por mi experiencia y por los contactos que tengo con los j?venes -prosigui?-, s? que cada generaci?n, m?s a?n, cada individuo est? llamado a hacer de nuevo el recorrido de descubrimiento del sentido de la vida. Precisamente por esto he repropuesto un mensaje que, seg?n el estilo b?blico, evoca las im?genes del ?rbol y de la casa. El joven es como un ?rbol en crecimiento: para desarrollarse bien necesita ra?ces profundas, que, en caso de temporales lo mantengan bien plantado en el suelo. Del mismo modo, la imagen del edificio en construcci?n recuerda la exigencia de fundamentos v?lidos para que la casa sea s?lida y segura".

El pont?fice subray? que la clave del mensaje est? en las palabras "en Cristo" y "en la fe". "La plena madurez de la persona, su estabilidad interior -explic?- se fundan en la relaci?n con Dios, que pasa a trav?s del encuentro con Jesucristo. Una relaci?n de profunda confianza, de aut?ntica amistad con Jes?s puede dar a un joven lo que necesita para afrontar la vida: serenidad y luz interior, actitud positiva, generosidad hacia los dem?s, disponibilidad para responder en primera persona por el bien, la justicia y la verdad".

Por ?ltimo, el Papa se?al? otro aspecto fundamental para convertirse en creyente, "el apoyo de la fe de la Iglesia". "Si nadie es una isla -concluy?-, tanto menos lo es el cristiano, que descubre en la Iglesia la belleza de la fe compartida y testimoniada junto a los dem?s en la fraternidad y en el servicio de la caridad".


Publicado por mario.web @ 1:16
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios