Lunes, 23 de mayo de 2011

?Programa de estudios??planeaci?n de clases? Y s?lo 45 minutos para hacer eficiente la educaci?n.
Autor: | Fuente: Centro de Asesor?a Pedag?gica
?Qu? Es Un Modelo Educativo?

Los modelos educativos son visiones sint?ticas de teor?as o enfoques pedag?gicos que orientan a los especialistas y a los profesores en la elaboraci?n y an?lisis de los programas de estudios; en la sistematizaci?n del proceso de ense?anza-aprendizaje, o bien en la comprensi?n de alguna parte de un programa de estudios.

Se podr?a decir que los modelos educativos son los patrones conceptuales que permiten esquematizar de forma clara y sint?tica las partes y los elementos de un programa de estudios, o bien los componentes de una de sus partes.

Tambi?n los modelos educativos son, como se?ala Antonio Gago Huguet, una representaci?n arquet?pica o ejemplar del proceso de ense?anza-aprendizaje, en la que se exhibe la distribuci?n de funciones y la secuencia de operaciones en la forma ideal que resulta de las experiencias recogidas al ejecutar una teor?a del aprendizaje.

Los modelos educativos var?an seg?n el periodo hist?rico en que aparecen y tienen vigencia, en el grado de complejidad, en el tipo y n?mero de partes que presentan, as? como en el ?nfasis que ponen los autores en algunos de los componentes o en las relaciones de sus elementos.

El conocimiento de los modelos educativos permite a los docentes tener un panorama de c?mo se elaboran los programas, de c?mo operan y cu?les son los elementos que desempe?an un papel determinante en un programa o en una planeaci?n did?ctica.

En algunos de los modelos educativos, los profesores pueden ver claramente los elementos m?s generales que intervienen en una planeaci?n did?ctica, as? como las relaciones de antecedente y consecuente que guardan entre s?.

El conocimiento que se tenga de los programas y de sus partes ser? determinante para que los docentes elaboren planeaciones did?cticas eficientes y obtengan resultados mejores en el aula.

Algunos Tipos De Modelos Educativos.

a) El modelo tradicional.


Este tipo de modelo educativo se refiere principalmente a la elaboraci?n de un programa de estudios. Los elementos que presentan son m?nimos, ya que no se hacen expl?citas las necesidades sociales, la intervenci?n de especialistas, las caracter?sticas del educando, ni tampoco se observan las instancias de evaluaci?n del programa de estudios.

El esquema es muy sencillo. En ?l destacan los cuatro elementos siguientes:

?El profesor.

Es el elemento principal en el modelo tradicional, ya que tiene un papel activo: ejerce su elocuencia durante la exposici?n de la clase, maneja numerosos datos, fechas y nombres de los distintos temas, y utiliza el pizarr?n de manera constante.

?El m?todo.

Se utiliza cotidianamente la clase tipo conferencia, copiosos apuntes, la memorizaci?n y la resoluci?n de los cuestionarios que presentan los libros de texto.

?El alumno.

En este modelo educativo no desempe?a una funci?n importante, su papel es m?s bien receptivo, es decir, es tratado como objeto del aprendizaje y no se le da la oportunidad de convertirse en sujeto del mismo.

?La informaci?n.

Los contenidos se presentan como temas, sin acotar la extensi?n ni la profundidad con la que deben ense?arse. De esta manera, algunos profesores desarrollan m?s unos temas que otros creando, por ende, distintos niveles de aprendizaje en grupos de un mismo grado escolar.

El modelo tradicional muestra la escasa influencia de los avances cient?fico-tecnol?gicos en la educaci?n y, en consecuencia, refleja un momento hist?rico de desarrollo social.

No obstante sus limitaciones, este modelo se tom? como base pedag?gica para formar diversas generaciones de profesores y de alumnos.

El instructor del curso comentar? otros aspectos que juzgue convenientes del modelo tradicional.


b) El modelo de Ralph Tyler.

El modelo que Tyler propone presenta como aportaci?n fundamental el concepto de objetivos, los cuales se convierten en el n?cleo de cualquier programa de estudios, ya que determinan de una manera u otra el funcionamiento de las otras partes del programa.

La idea de elaborar un programa o una planeaci?n did?ctica teniendo como base a los objetivos, cambia sustancialmente el esquema tradicional de las funciones del profesor, del m?todo, del alumno y de la informaci?n, por ejemplo:

?El profesor.

Aunque el profesor presente notables cualidades de orador, gran capacidad de manejo de informaci?n e, inclusive, con un amplio repertorio de conocimientos de un tema determinado, sus acciones est?n determinadas por el objetivo, puesto que se?ala con claridad la extensi?n y la profundidad con que se ha de ense?ar dicho contenido.

Tambi?n este modelo menciona la forma en que el profesor tendr? que impartir la ense?anza y le propone diversas actividades seg?n sea el tipo de objetivo de que se trate.

?El m?todo.

Como los objetivos mencionan diversas acciones que los alumnos han de desempe?ar, la ense?anza no puede dirigirse con un solo m?todo o con una misma forma de dar la clase. Por el contrario, se proponen diversas actividades para los alumnos (actividades de aprendizaje) y actividades para el profesor (actividades de ense?anza), de tal manera que dependiendo el tipo de objetivo ser?n las acciones a realizar por el docente y los educandos.

Este modelo ofrece la posibilidad de utilizar diversos m?todos y t?cnicas, los cuales ser?n propuestos en los programas y en algunos casos ser?n seleccionados por los profesores.

?El alumno.

Los objetivos mencionan acciones que han de realizar los alumnos, por lo cual ?stos dejan de ser pasivos u objetos de ense?anza y se convierten en sujetos de aprendizaje realizando diversas acciones que son registradas por el docente.

A diferencia del modelo tradicional donde el alumno desconoc?a la profundidad y extensi?n de tema, as? como las acciones que se esperan de ?l, en el modelo de Tyler el alumno, desde la lectura del objetivo, conoce las actividades que debe realizar individualmente, en equipo o bien conjuntamente con el profesor.

?La informaci?n.

La informaci?n por ense?ar ya no se presenta a manera de temas como se hac?a en el modelo tradicional, sino por medio de objetivos, es decir, se fragmentan los contenidos en peque?as porciones, las cuales est?n acotadas tanto en su extensi?n como en su profundidad.

Un contenido puede dar lugar a varios objetivos con diversas acciones por realizar; dichos objetivos se relacionan y se estructuran l?gicamente formando unidades, ?stas, a su vez, presentan un orden l?gico y una secuencia de lo simple a lo complejo y forman un programa de estudios.

La informaci?n as? estructurada permite un manejo preciso y homog?neo por parte del profesorado y elimina, en parte, la subjetividad en la ense?anza de los contenidos, ya que las acciones del profesor, del alumno, la extensi?n, profundidad y tiempo dedicado a cada objetivo est?n acordados previamente en el programa de estudios.

La planeaci?n did?ctica se facilita puesto que el programa de estudios resulta lo suficientemente expl?cito y el docente s?lo necesita hacer un an?lisis cuidadoso del programa o, en su defecto, consultar al coordinador de ?rea o de estudios.


Otras ventajas que proporciona este modelo son:

?La evaluaci?n.

Se realiza de manera m?s sistem?tica, ya que los tiempos, las formas e instrumentos de evaluaci?n que deben emplearse est?n predeterminados en el programa de estudios

Los docentes podr?n elegir formas alternativas de evaluaci?n con la condici?n de que se adecuen al objetivo, es decir, que las acciones que el alumno debe realizar, las cuales se mencionan en el objetivo, sean factibles de medir y de registrar.

?La participaci?n de especialistas.

La elaboraci?n de programas requiere de la participaci?n de especialistas, puesto que se requiere de un conocimiento t?cnico-pedag?gico que demanda rigor y precisi?n.

La propuesta de objetivos, la selecci?n de los mismos, as? como su redacci?n son tareas complejas que requieren del conocimiento de diversas teor?as del aprendizaje, del manejo de diversos m?todos y t?cnicas did?cticas y de enfoques taxon?micos de evaluaci?n, entre otros requisitos.

?La sociedad.

El v?nculo entre educaci?n y sociedad se torna m?s estrecho en el modelo de Tyler, ya que los objetivos sugeridos por los especialistas tienen como marco de referencia las necesidades que demanda la sociedad, de tal manera que, conforme se modifican las necesidades sociales, es necesario cambiar los objetivos de los programas de estudios porque se corre el riesgo de que se vuelvan obsoletos.

Los elementos que el modelo de Ralph Tyler presenta, as? como su din?mica, ser?n comentados por el instructor del curso, de tal manera que los participantes puedan interpretar por s? mismos el programa de estudios que imparten.

El instructor del curso comentar? otros aspectos que considere importantes del modelo de Tyler.


c) Modelo de Popham-Baker.

Este modelo se refiere particularmente a la sistematizaci?n de la ense?anza; hace una comparaci?n entre el trabajo de un cient?fico y el trabajo de un profesor. La comparaci?n estriba en que el cient?fico tiene un conjunto de hip?tesis como punto de partida, selecciona una serie de instrumentos para comprobar su veracidad, con los instrumentos seleccionados somete las hip?tesis a experimentaci?n y eval?a los resultados obtenidos.

De igual manera el docente parte de un conjunto de objetivos de aprendizaje, selecciona los instrumentos de evaluaci?n m?s id?neos y los m?todos y t?cnicas de ense?anza acordes con los objetivos, los pone a prueba durante la clase o en el curso, y eval?a los resultados obtenidos.

Desde luego que los niveles de rigor, precisi?n y conceptualizaci?n distan mucho entre un cient?fico y un docente; sin embargo, la propuesta de Popham-Baker es de que en ambos hay sistematizaci?n en el trabajo que se realiza, un conjunto de elementos a probar, y la evaluaci?n de resultados, es decir, cada uno de los elementos mencionados ocupa un lugar dentro de una secuencia formando un sistema que tiene una entrada y una salida de productos o resultados, los cuales se modifican por medio de un proceso.

Este modelo incorpora, a diferencia del modelo de Tyler, una evaluaci?n previa de los objetivos de aprendizaje, la cual permite conocer el estado inicial de los alumnos respecto de los objetivos.

Los resultados de la evaluaci?n previa se comparan con los resultados de la evaluaci?n final; de esta manera puede registrarse y compararse el grado de avance en el aprendizaje de los alumnos.

El modelo de estos autores debe motivar a los docentes a realizar planeaciones did?cticas rigurosas, bien secuenciadas, y apoyadas con los instrumentos de evaluaci?n m?s id?neos seg?n los objetivos de aprendizaje que mencionen los programas de estudios que imparten.

El instructor comentar? algunos otros aspectos del modelo de Popham-Baker que considere convenientes.

d) Modelo de Roberto Mager.


El modelo de Roberto Mager permite a los docentes conocer en detalle una parte importante de los programas: los objetivos.

Los objetivos pueden ser generales, particulares (tambi?n llamados intermedios) y espec?ficos (tambi?n conocidos con el nombre de operacionales).

Los objetivos han sido estudiados por diversos autores y por consiguiente han surgido distintas nomenclaturas o terminolog?as.

En el modelo de Mager se hace referencia a los objetivos espec?ficos, es decir, con los que com?nmente opera el profesor en el sal?n de clase y los que est?n a la base de su planeaci?n did?ctica.

Habitualmente en un programa de estudios los objetivos espec?ficos se presentan redactados, sin hacer menci?n a cada una de sus partes, para evitar la p?rdida de significado o de sentido en el profesor.

Es frecuente que los profesores lean r?pidamente los objetivos espec?ficos y no tomen en cuenta todas las acciones y partes que se mencionan en ellos, esto trae como consecuencia que no se distinga con claridad c?mo ense?ar y evaluar adecuadamente los objetivos. Esta situaci?n impide que se alcancen ?ptimamente las acciones y los niveles de ejecuci?n que los objetivos demandan.

El modelo de Roberto Mager muestra con claridad las partes que integran un objetivo espec?fico.

?Presentaci?n

Esta parte se refiere a qui?n efectuar? la conducta solicitada: el alumno, el participante, el practicante, etc?tera.

?Conducta

Se refiere al comportamiento o acci?n que realiza el alumno o el participante. Por lo regular se redacta utilizando un verbo activo que no d? lugar a diversos significados, por ejemplo: identificar, clasificar, enlistar, etc?tera.

?Contenido

Esta parte hace menci?n al tema o subtema mediante el cual se lograr? el objetivo, por ejemplo: tabla peri?dica, ecuaci?n lineal, movimiento rectil?neo, huesos del cuerpo humano, efecto invernadero, etc?tera.

?Condiciones

Hace menci?n a las circunstancias particulares en que la conducta debe manifestarse, por ejemplo: en el laboratorio, en un mapa, con ayuda de un modelo o maniqu?, en una maqueta, en la computadora, etc?tera.

?Eficacia

En esta parte se hace referencia al criterio de aceptabilidad de la conducta, es decir, se hace expl?cito el nivel o grado de complejidad en que la conducta debe darse.

El instructor del curso comentar? otros aspectos del modelo de Mager que juzgue convenientes y presentar? a los participantes otros ejemplos donde se apliquen los elementos anteriormente descritos.


c) Modelo de Hilda Taba.

Este modelo sintetiza los elementos m?s representativos de los otros modelos que ya se han revisado. Uno de los aportes que presenta es la organizaci?n de contenido y las actividades de aprendizaje.

El contenido de un programa de estudios o de una planeaci?n did?ctica debe presentar una organizaci?n l?gica, cronol?gica o metodol?gica. Dicha organizaci?n permitir? al docente presentar la informaci?n a los alumnos de lo simple a lo complejo, de lo que es antecedente a su respectivo consecuente, de la causa al efecto, de lo general a lo particular, etc?tera, lo cual redundar? en un mejor aprovechamiento.

La organizaci?n de las actividades tambi?n es un factor de mejora en el aprendizaje. Los profesores deben presentar a los alumnos los objetivos mediante una gama de actividades debidamente secuenciadas, considerando cu?les han de ser de manera individual y cu?les de forma grupal, fijando la duraci?n de ambas.

Las actividades que los profesores y los alumnos realizan deben estar claramente diferenciadas y equilibradas, de tal manera que el profesor tenga previsto cu?ndo exponer, retroalimentar, organizar y supervisar, y en qu? momentos el grupo asume el papel protag?nico en el aprendizaje y el profesor coordina las actividades y retroalimenta a los alumnos individualmente o a cada uno de los equipos.

La propuesta del modelo de Hilda Taba muestra a los docentes las partes m?s importantes de un programa y, a su vez, les plantea el reto de elaborar planeaciones did?cticas con organizaci?n de contenidos y actividades creativas, precisas y eficientes.


Publicado por mario.web @ 22:11
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios