Martes, 24 de mayo de 2011
?An?mate! Aunque a muchos les da terror, la experiencia demuestra que funciona muy bien!
?
La confesi?n, una herramienta de conversi?n
La confesi?n, una herramienta de conversi?n


Los Sacramentos son instrumentos que nos dej? Jesucristo para ayudarnos a llegar al Cielo m?s f?cilmente.

La Confesi?n o Reconciliaci?n es el Sacramento mediante el cual Dios nos perdona los pecados cometidos despu?s del Bautismo y recuperamos la vida de gracia, es decir, la amistad con Dios.

Es la gran oportunidad que tenemos para acercarnos de nuevo a Dios que es nuestra verdadera felicidad.

La confesi?n no es un sacramento de tristeza, sino de alegr?a, es el sacramento del hijo arrepentido que vuelve a los brazos de su Padre.

No es el Sacramento del final de nuestra vida, sino el que nos da la oportunidad de empezar una nueva vida cerca de Dios.

?Cu?ndo me debo confesar?

Debemos confesarnos cada vez que caigamos en pecado grave o por lo menos una vez al a?o durante el tiempo de Pascua. Pero es aconsejable confesarse cuando menos una vez al mes, ya que as? fortalecemos nuestra alma para resistir la tentaci?n y nos acercamos m?s a Dios.

?Qu? es un pecado grave?

Se comete un pecado grave cuando se cumple con tres caracter?sticas:
1. Materia grave (lo que se va a hacer es algo importante)
2. Pleno conocimiento (se sabe que es malo lo que se va a hacer)
3. Pleno consentimiento (se elige libremente hacerlo)

?Habl? Cristo de la confesi?n?

Existen quienes piensan que el sacramento de la Reconciliaci?n no fue instituido por Cristo, sino que es un invento de la Iglesia. Cristo lo instituy? cuando le dijo a los ap?stoles: ?Recibid el Esp?ritu Santo. A quienes perdon?is los pecados les ser?n perdonados, pero a quienes se los reteng?is les ser?n retenidos?. (Jn. 20, 23; Mt. 18, 18; 16, 18-19). La Iglesia es la que posee el poder de perdonar los pecados y buscar la santificaci?n de sus miembros, a trav?s de la penitencia y de una renovaci?n interior.

Cuando nos reconciliamos con alguien: esposa, esposo, hijos, amigos, despu?s de haber tenido un per?odo de separaci?n a causa de una pelea, de un mal entendido o una ofensa, nos sentimos en paz, nos da una gran alegr?a. Con m?s raz?n cuando nos reconciliamos con Dios a quien hemos ofendido con nuestros pecados. ?C?mo podemos darle la espalda a Aqu?l que nos ha dado todo?

El sacramento de la Reconciliaci?n es algo maravilloso. En ?l encontraremos la paz que tanto buscamos. Perdamos el miedo a este sacramento y acerqu?monos a ?l. frecuentemente.

Pasos para hacer una buena confesi?n

Publicado por mario.web @ 10:01
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios