Jueves, 26 de mayo de 2011

El sentido de aquella pureza es algo bell?simo, y mucho m?s que una norma de conducta social.
Autor: Esteban M. Castro, L.C. | Fuente: Virtudes y Valores

Mar?a es una buena chica que estudia en una reconocida universidad de Ciudad de M?xico. Ella, como todas, tiene amigas, y, como muchas, tiene novio. Pero Mar?a tiene un problema, o eso parece, porque la mayor parte de sus amigas la molesta por ello: es virgen. Es por ello que le insisten que se acueste con su novio. Le dicen que eso de ser virgen es algo anticuado y m?s propio de una viejita piadosa. Insisten que solo si hace lo que le dicen, podr? realmente gozar y vivir su vida con plenitud. Le dicen que la virginidad manifiesta al mundo que no es m?s que una ni?a tonta, insegura y cerrada al mundo. Ella, inicialmente, dudaba qu? hacer; mas, con el paso de los d?as y la presi?n, ha decidido proponer a su novio pasar una noche juntos.

El caso es real. Y, si cualquiera lo comentara a su abuela, esta se sorprender?a y dir?a que cuando ella era joven, se procuraba inculcar a toda se?orita (ahora incluso decir ?se?orita? resulta anticuado) la virtud de la pureza. Esto no significa que ninguna tuviera una aventura nocturna; que todas fueran inmaculadas. Pero s?, que la pureza era m?s apreciada de lo que es ahora.

Entonces, en tiempo de nuestras abuelas la pureza era una virtud, y, para muchas j?venes actuales, es un defecto.

Una verdad puede ser befada y despreciada, mas no por ello deja de ser verdad. Luego, ?por qu? se daba tanta importancia a la pureza?, ?era una mera reprensi?n o una aut?ntica virtud?

El sentido de aquella pureza es algo bell?simo, y mucho m?s que una norma de conducta social. No es ego?smo y cerraz?n de la propia intimidad. De hecho, ?no merece con mayor raz?n ser llamado ?ego?smo? ese supuesto amor que m?s que querer, quiere que lo quieran; que m?s que pedir perd?n, quiere que se lo pidan; que m?s que dar, desea recibir; m?s que sacrificarse, divertirse? Pero esa es otra historia y ha de ser contada en otra ocasi?n.

Lo que significa el vestido blanco, que usa la mujer el d?a de su boda, es la pureza de ese amor. Con aquel n?veo y resplandeciente color pretende decir: ?Hoy me entrego a ti como puro lirio. Te doy mi cuerpo, que he conservado intacto, que nunca ha sido profanado por amor?os carnales?.

No es que el cuerpo o las relaciones sexuales sean malas. Por el contrario, son tan buenas, que no han de ser espect?culo para el mundo. Cuando un hombre tiene una moneda de oro puro, la cuida mucho, la guarda en una cajita especial; no se la entrega a cualquier mano curiosa. ?Por qu?? Porque conoce su valor y porque no quiere que pierda su brillo y, con ?l, su belleza.

Mar?a, no lo hagas. Mar?a, respeta y haz que el mundo respete tu dignidad de mujer. S? valiente y alza tu cabeza, como el lirio que extiende sus inmaculados p?talos sobre el fango y la inmundicia. Nada tienes que demostrarles. Conserva limpio tu coraz?n y tu cuerpo para que, el d?a de tu boda, el vestido que te cubra no sea solamente etiqueta, sino la se?al externa de tu amor indiviso, ?nico, exclusivo.

No importa lo que diga el mundo. Demu?strales que hay cosas antiguas que nunca deben cambiar.


Publicado por mario.web @ 8:51
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios