Viernes, 27 de mayo de 2011

Image

Por supuesto, la finalidad del PEPFAR no es la promoci?n del aborto. Lo que realmente propone es el ?El Plan de Emergencia para el Alivio del SIDA? implementado por el Presidente Bush. Pero si los miembros pro-aborto de la Casa de Representantes encuentran la forma de desvirtuarlo, los programas de prevenci?n del HIV/SIDA ya no tendr?n el ?nfasis que actualmente tienen en la abstinencia y la fidelidad marital, sino que mutar?n en educaci?n sexual pornogr?fica, distribuci?n de condones y el control poblacional, quiz?s incluyendo algo de sobre tr?fico sexual y prostituci?n.

El problema es que el mes pasado, el recientemente fallecido congresista Tom Lantos, ex-Presidente del Comit? para Asuntos Extranjeros, present? un borrador de proyecto de ley al Comit? que esencialmente cambia el car?cter del PEPFAR.

La primera cuesti?n que Lantos plantea es solicitar la ?integraci?n? de programas de ?planificaci?n familiar? con programas de tratamiento y prevenci?n de HIV/SIDA. Esta medida forzar?a a todos los grupos que actualmente proveen tratamiento y prevenci?n para el SIDA a realizar esterilizaciones y proveer anticonceptivos abortivos y condones, o derivar pacientes a organizaciones locales para que lo hagan. Los cat?licos y la mayor?a de los dem?s grupos cristianos, que proporcionan m?s del 70% de la atenci?n sanitaria a enfermos de SIDA? en algunos pa?ses pobres, no podr?an aceptar financiamiento bajo esta condici?n por razones de conciencia.

Los grupos de control de poblaci?n que promueven el aborto, de otro lado, estar?an felices de ?integrar? los servicios de prevenci?n del SIDA en su actual oferta de ?servicios de planificaci?n familiar. El resultado ser?a la fuente financiera perfecta ?miles de millones de d?lares en total?para grupos que realizan, promueven y hacen lobby a favor de la legalizaci?n del aborto. En otras palabras, los $430 millones que los Estado Unidos proveen a los programas internacionales de planificaci?n familiar podr?an ser complementados con miles de millones m?s. ?Peor a?n, actualmente los grupos pro-aborto no pueden obtener el financiamiento de Estados Unidos para programas de planificaci?n familiar debido a la Pol?tica de Ciudad de M?xico, pero ahora podr?an hacerlo a trav?s del PEPFAR. Los funcionarios de la IPPF ir?an al banco a recoger ese dinero con una sonrisa de oreja a oreja.

El proyecto de Lantos tambi?n desestim? el componente de 33% de todos los fondos del PEPFAR dirigido a las estrategias de prevenci?n que se centran en la abstinencia y fidelidad matrimonial y que s?lo considera condones para los grupos de alto riesgo como las prostitutas. Sin este componente, la ?nica estrategia efectiva para enfrentar la propagaci?n del HIV/SIDA que es la abstinencia se convertir?a en letra muerta, pues recibir?a poco o nada de apoyo de parte de la PEPFAR.

El borrador de Lantos elimin? de la misma forma otra valiosa provisi?n. Se ignora la Pol?tica sobre Prostituci?n (the Prostitution Pledge), la cual establece que las organizaciones que combatan el SIDA y que buscan recibir dinero de impuestos de Estados Unidos deben tener una pol?tica expl?citamente opuesta a la prostituci?n o al tr?fico sexual. Si, escuch? correctamente. Por incre?ble que parezca bajo este nuevo esquema, los grupos que promueven la prostituci?n y que as? propagan el virus del SIDA de manera comprobada, ahora recibir?an dinero para ayudar a prevenir esta transmisi?n. Es decir, el gato de despensero. ?A qui?n se le puede ocurrir semejante cosa? ?Por qu? los grupos que apoyan el tr?fico sexual de mujeres y ni?os deben recibir un centavo del dinero de los contribuyentes?

El actual esquema incluso incluye una ?cl?usula de conciencia?, la cual supuestamente asegura que a los grupos basados en la fe no se les niegue financiamiento debido a que se niegan a realizar o remitir casos para esterilizaciones y anticoncepci?n. Pero sin la financiaci?n para la promoci?n de la abstinencia, la cl?usula de conciencia es irrelevante. Estos grupos pueden esperar recibir poco o nada de fondos.

Finalmente, el esquema dobla el monto de dinero que va a la sede en Suiza de la Global Fund for AIDS (Fondo Mundial para el SIDA). Este ha aumentado de mil millones de d?lares a 2 mil millones por a?o. Pero aunque Estados Unidos prov?e cerca de 1/3 del financiamiento para la Global Fund, tenemos una ligera sospecha de a d?nde va el dinero. Parte del dinero, ahora lo sabemos, va a China y algunos del mismo grupo que est? involucrado en la infame Pol?tica de un solo hijo. En mi opini?n, esta organizaci?n se ha descalificado a s? misma para recibir cualquier tipo de financiamiento de Estados Unidos, mucho menos incrementar mil millones de d?lares m?s.

Los pro-vida en el Congreso est?n trabajando duro para preservar la existencia del programa PEPFAR tal cual viene funcionando. Si bien el actual programa no ha sido un ?xito absoluto, s? ha prove?do efectivos programas de tratamiento y programas de prevenci?n basados en la abstinencia para un mill?n de africanos. Ahora hay algunos que quieren convertir todo esto en otra vaca lechera a favor de la industria del aborto y el control de poblaci?n.

Dada la existencia de una mayor?a de los pro-aborto en la Casa de Representantes y en el Senado, el Presidente necesita expresar su oposici?n p?blicamente mediante un nuevo esquema tan pronto como sea posible. A nuestro parecer, el Presidente deber?a decir por anticipado que cualquier proyecto de ley de PEPFAR que quebrante las pol?ticas pro-vida y pro-familias ser?n vetadas.

Si los pro-aborto nos obligan a escoger entre dar mil millones de d?lares de los impuestos para los grupos que promueven el aborto ? acabar completamente con el programa PEPFAR, nuestra decisi?n es simple: Es mejor que no haya proyecto de ley alguno a tener un p?simo proyecto de ley como el que se pretender?a.

?
Colin Mason es el Director para la Producci?n de Comunicaciones del PRI
?


Steve Mosher es el Presidente del Instituto de Investigaci?n en Poblaci?n (Population Research Institute), una organizaci?n sin fines de lucro dedicada a desmontar la falacia de la sobrepoblaci?n en el mundo.
(c) 2008 Population Research Institute.
Permiso para reproducir concedido. Redistribuci?n de forma extendida. Los cr?ditos son necesarios.

Para suscribirse a la version en espa?ol del Informe Semanal envie un correo electr?nico a:

[email protected]

Nada de lo escrito aqu? debe ser interpretado como un intento de ayudar u obstaculizar la aprobaci?n de un proyecto de ley en el Congreso.

El Instituto de Investigaci?n en Poblaci?n (Population Research Institute) est? dedicado a terminar con los abusos contra los derechos humanos cometidos en nombre de la planificaci?n familiar y acabar con los contraproducentes paradigmas sociales y econ?micos derivados de la falacia de la "sobrepoblaci?n".

En Am?rica Latina puede contactarse con:

Carlos Polo Samaniego
Director de la Oficina de Am?rica Latina
Correo Electr?nico:?[email protected]
Tel?fono:?(511) 7196147

Jhenny Hurtado Or?
Encargada de publicaciones
Correo Electr?nico:?[email protected]


Publicado por mario.web @ 10:52
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios